Ecuador, lunes 22 de enero de 2018

Ankara dice que el régimen sirio no es una amenaza para Turquía

En esta imagen del martes 10 de febrero de 2015 cedida por la agencia oficial de noticias siria SANA, se ve al presidente sirio Bashar Assad en una entrevista con la BBC. (Foto AP/SANA, Archivo)

El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, declaró hoy que el régimen sirio no es una amenaza para Turquía.


Publicidad

“Si nos amenazara, también el régimen podría ser nuestro objetivo (militar). Por ahora no hay tal amenaza (por parte del régimen). Por ahora, la amenaza llega de la organización terrorista YPG/PYD”, declaró Çavusoglu en una entrevista con el canal de noticias NTV.

El jefe de la diplomacia turca aludió así a las Unidades de Protección del Pueblo kurdo sirio (YPG), brazo armado de la principal formación política kurdo siria, el Partido de la Unión Democrática (PYD).

Ankara considera que esas milicias kurdosirias, aliadas de Washington en la lucha contra el Estado Islámico (EI), son una organización vinculada al proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda en Turquía, considerada terrorista por Turquía, la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.

El ministro definió una vez más a las YPG/PYD como una amenaza para Turquía y señaló que ese grupo armado no representa a los kurdos que viven en Siria.

“Después de nuestra operación en el norte de Siria, unos 100.000 sirios regresaron de Turquía a esa región. Otros 100.000 regresaron de otras regiones de Siria. ¿Por qué? Porque establecimos una zona de seguridad. Hay 300.000 kurdosirios en Turquía y nadie regresó a las áreas controladas por las YPG/PYD”, declaró Çavusoglu.

Añadió que tanto Irán como Turquía definen a las YPG como organización terrorista.

Sin embargo, Rusia no ha definido su postura en relación a esta organización.

Çavusoglu consideró que la reunión que el presidente ruso, Vladímir Putin, mantuvo ayer con su homólogo sirio, Bachar al Asad, justo antes de viajar a Ankara, no fue un mensaje para Turquía.

“No era un mensaje dirigido a nosotros. Y nuestra posición respecto a Asad no ha cambiado en nada”, indicó.

Putin y su colega turco, Recep Tayyip Erdogan, anunciaron el lunes, tras entrevistarse en Ankara, una nueva cumbre en la ciudad rusa de Sochi para buscar una solución al conflicto de Siria.

Çavusoglu remarcó que Ankara quiere que Bachar al Asad no tenga presencia en el previsto período de transición, aunque por el momento se centra en lograr un acuerdo entre el régimen sirio y los grupos opositores.

“Cualquier cosa puede suceder en Siria, señaló Çavusoglu, en referencia a una posible actuación del Ejército turco en la zona de Afrin, en el norte del país, controlada actualmente por las YPG. EFE