Ecuador, sábado 24 de febrero de 2018

Conmoción en EEUU por abusos de una pareja a sus 13 hijos

El municipio californiano de Perris (EE.UU.), donde este lunes fueron liberados 13 hermanos que estaban retenidos por sus padres, desnutridos y algunos encadenados, se encuentra hoy conmocionado por este caso de presuntos abusos.


Publicidad

El alcalde de la localidad, Michael Vargas, dijo hoy estar “devastado” por la situación en la que se encontraron los hijos del matrimonio, que calificó como un “acto de crueldad”.

Honestamente puedo decir que estoy completamente devastado ante este acto de crueldad. No puedo ni empezar a imaginarme el dolor y sufrimiento que han tenido que soportar“, declaró Vargas en rueda de prensa.

La terrible situación de estos 13 jóvenes, con edades comprendidas entre los 2 y los 29 años, salió a la luz este lunes cuando una de las hijas de David Allen Turpin (57 años) y Louise Anna Turpin (49) logró escaparse por una ventana y notificar los hechos a la Policía, según explicaron las autoridades.

Tras escuchar a la joven, la oficina del alguacil decidió acudir al domicilio de los Turpin para investigar las acusaciones.

Fue Louise Anna quien recibió “perpleja” a las autoridades que, en un primer registro, constataron que “tres de los individuos que se encontraban en casa estaban encadenados a algún tipo de mueble”, explicaron hoy las autoridades.

Los jóvenes, que han permanecido juntos desde la detención este lunes de sus padres, acompañaron hoy a la Policía en un segundo registro efectuado en el domicilio.

Según se ha ido descubriendo en las últimas horas, los Turpin mantenían a sus 13 hijos en condiciones insalubres y de malnutrición en su domicilio sin que sus vecinos sospecharan lo que en realidad pasaba en el interior de la casa.

Las autoridades, que se han referido al sufrimiento de los jóvenes como “una tortura”, han descartado por el momento cualquier tipo de vinculación religiosa que pudiera ayudar a entender el porqué de las acciones de los Turpin.

Tanto los seis menores como los siete adultos víctimas de este suceso están recibiendo tratamiento en hospitales de la zona. EFE