El Kremlin niega que Putin esté enfadado con Al Asad por el derribo del Il-20

Vladimir Putin y su aliado Bashar al Asad.

El Kremlin negó hoy que el presidente ruso, Vladímir Putin, esté enfadado con el líder sirio, Bachar al Asad, por el derribo este martes por la defensa aérea del país árabe de un avión ruso Il-20 con 15 militares rusos a bordo.

«Esto no se corresponde con la realidad. No crean esas informaciones de medios israelíes», dijo Dmitri Peskov, portavoz presidencial, a medios locales.

La prensa israelí afirmó que Putin incluso se negó a responder a las llamadas telefónicas de Al Asad, al que Moscú suministró baterías antiaéreas para defenderse de los ataques enemigos.

«El presidente ruso no ha respondido a las llamadas de Al Asad. Al Asad intentó hablar con él y Putin no contestó. Entonces, le envió un telegrama», comentó Israel Katz, ministro de Transporte e Inteligencia y miembro del Gabinete de Seguridad de Israel.

Peskov contribuyó a las especulaciones el miércoles al afirmar que Al Asad no había llamado a Putin para mostrar su pesar, aunque al día siguiente confirmó la llegada de un telegrama de condolencias.

El portavoz del Kremlin agregó hoy que Putin ya dio su opinión sobre el incidente -lo consideró un accidente y llamó a no compararlo con el contencioso con Turquía, ya que Israel no derribó el aparato-, por lo que no son necesarias «más aclaraciones».

Damasco acusa a Israel de provocar el error de la defensa antiaérea siria al utilizar el avión de reconocimiento ruso como escudo para un ataque de sus cazabombarderos, opinión que comparte el Ministerio de Defensa ruso.

Israel, que por su parte responsabiliza exclusivamente a Siria, envió una delegación militar a Moscú para aclarar el caso y destacar la importancia de conservar el mecanismo de prevención de incidentes aéreos, en vigor desde el inicio de la intervención rusa en Siria. EFE

Paypal