Diputado guatemalteco ve «vergonzoso» que Trump niegue ciudadanía a migrantes

Donald Trump. Foto tomada de internet.

El diputado guatemalteco Marcos Yax, del oficialista Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) e integrante de la Comisión de Migrantes, dijo hoy que le parecía vergonzosa la propuesta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de negarle la ciudadanía a los nacidos en ese territorio.

El planteamiento de Trump es «inconstitucional» e «inviable», pues si bien «él puede decir y hacer cualquier cosa, la otra palabra la tiene el Congreso», sostuvo Yax en una conversación con Efe.

Padre de dos hijos que nacieron en Estados Unidos, donde vivió 27 años, muchos de ellos como indocumentado, Yax se manifestó en contra de la idea de Trump de alterar la Constitución con una orden ejecutiva.

El congresista guatemalteco aseguró que EE.UU. ha sido «formado y construido» por «el esfuerzo de millones de migrantes», que así como «mentes brillantes», también han sido «mano de obra que han llegado a aportar», aunque reconoció que algunos han tenido «un mal comportamiento».

Yax, quien llegó a los 18 años al país norteamericano tras haber sorteado «el tren de la muerte, La Bestia» e hizo carrera en la Universidad de Illinois, llegando a trabajar con una senadora, mencionó que había visto «a través de décadas en las administraciones de los Bush, de Clinton y Obama» que los migrantes han «aportado al más alto nivel, construyendo una mejor nación».

Le recordó a Trump que no se debe olvidar que él «es hijo de migrantes, por lo que sería vergonzoso que quiera retirar la ciudadanía de los nacidos allí. Sería un autogol».

Contó que sus hijos se sienten orgullosos de ser estadounidenses y de tener papás guatemaltecos, y que él también es ciudadano norteamericano por naturalización, lo cual, a sus 49 años, lo hace sentir «muy orgulloso».

Acerca del aumento de tropas en la frontera, Yax admitió que EE.UU. tiene «todo el derecho de resguardar la seguridad», pero que lo que no se puede es «cerrar la puerta a niños, mujeres y ancianos», aunque «es cierto que en la caravana van algunos delincuentes y pandilleros».

También ha habido «un trasfondo político» que ha movido a la caravana, sin embargo, «la mayoría (de migrantes) lo está haciendo por la oportunidad para sus familias», afirmó.

Trump afirmó este martes que planea poner fin a la «ridícula» ley que permite el derecho a la ciudadanía a todos los nacidos en territorio estadounidense, algo establecido explícitamente por la Constitución del país.

«Siempre me han dicho que necesitabas una enmienda constitucional. ¿Y sabes qué? No hace falta (…) Ahora dicen que puedes hacerlo solo con una orden ejecutiva», dijo Trump, quien no ofreció detalles al respecto y se limitó a señalar que había discutido la cuestión con sus asesores legales de la Casa Blanca.

El endurecimiento de su política migratoria coincide con el final de la campaña electoral para las legislativas del 6 de noviembre, en las que los republicanos buscan mantener la mayoría en el Congreso. EFE

Paypal