Choques entre el Estado Islámico y efectivos sirios causan más de 20 muertos

Los enfrentamientos entre el Ejército sirio y yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) causaron al menos 21 muertos en las filas de ambas partes en la provincia de Homs (centro de Siria), informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG indicó que los choques entre las fuerzas leales a Damasco y los radicales han tenido lugar en varias zonas cercanas a la región de Al Tanaf, situada en la parte oriental del desierto de Homs.

Estos enfrentamientos causaron la muerte de cinco soldados del Ejército sirio y de 16 miembros del grupo extremista, afirmó el Observatorio, que añadió que se produjeron cerca de una base de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, que lucha contra los yihadistas en Siria e Irak.

Según la ONG, cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores sobre el terreno, el número de víctimas podría aumentar en las próximas horas debido a la gravedad de los heridos, aunque no especificó una cifra.

Asimismo, el Observatorio indicó que estos choques se producen como resultado de un ataque del Estado Islámico contra la zona, dos semanas después de que dos líderes del grupo chií libanés Hizbulá, aliado de Damasco, murieran en la explosión de un vehículo que conducían en el desierto, en el noreste de Homs.

El Gobierno sirio no ha reaccionado hasta el momento ante esta información.

Las tropas gubernamentales lanzaron en junio una ofensiva contra los feudos del EI en la provincia oriental de Deir al Zur, en Homs y también en un enclave controlado por los extremistas en Al Sueida, situada al sureste de Damasco.

En paralelo, las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por kurdos y apoyada por Estados Unidos, llevan a cabo una campaña militar contra los radicales cerca de la zona en la que combaten los efectivos de Damasco.

El grupo radical ha perdido la gran mayoría de los territorios que conquistó en 2014 en Siria e Irak, sobre los que proclamó un “califato”. EFE

Paypal