López Obrador presenta programa de salud gratuito

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador EFE.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó hoy un programa de salud con el que se garantizará la atención sanitaria y los medicamentos gratuitos para todos los ciudadanos, y que integrará a todas las instituciones del ramo, federales, estatales y municipales.

En un evento celebrado en la ciudad de Mérida en el que firmó un acuerdo con ocho gobernadores del país, López Obrador dijo que buscará que todos los mexicanos puedan beneficiarse del derecho a la salud, con especial énfasis en los sectores menos favorecidos y los que carecen de cobertura médica.

Explicó que buscan alcanzar los niveles de bienestar de países como Dinamarca y Canadá, y que su plan iniciará en las regiones de Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Chiapas, Tabasco, Veracruz, Oaxaca y Guerrero.

Esto, agregó, será en los próximos seis meses, con un apoyo financiero extraordinario de entre 22.000 y 25.000 millones de pesos (1.087-1.235 millones de dólares) para esos ocho estados, de un total de 90.000 millones de pesos (4.447 millones de dólares) que hay disponibles para este fin para todo el país.

López Obrador valoró que, en un periodo de dos años, el plan de salud estará establecido en todo México.

«Lo que queremos es un sistema de salud en el que los medicamentos y la atención sean gratuitos. Como dicta la Constitución, pero que en lo hechos es letra muerta, porque más de la mitad (de la población) no tiene esos servicios», lamentó el mandatario.

Señaló que el programa arranca dando prioridad a quienes no son beneficiarios de ninguna institución de salud, sin excluir a quienes sí lo son, dado que muchos de los que gozan de estas prestaciones lo hacen de manera temporal.

El programa, insistió, es para todos, pero con énfasis para los que no tienen ningún apoyo médico.

Agregó que buscan apoyar desde el primer nivel, buscando que la atención sea de primera y que los hospitales o unidades médicas no carezcan de médicos o medicamentos para sacar adelante a los mexicanos que los necesiten.

El presidente indicó que buscan integrar a los centros de salud de los estados con las instancias federales del ramo, tales como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto para la Seguridad Social y Servicios de los Trabajadores (Issste), así como las instituciones especializadas.

En este sentido, pidió «borrar el cuadro básico», es decir, que no haya límites para surtir medicamentos a quienes los requieran según la gravedad de sus enfermedades y no administrar sólo lo que una norma establezca.

Se pronunció también a favor de invertir en la medicina preventiva y de considerar estrategias para «el buen morir» de las personas que ya no tengan posibilidades de salir de sus males.

Sobre el convenio firmado, abundó que es un acuerdo para trabajar juntos (estados y Federación) para luego llegar a detalles de cómo será su integración.

Aseguró que hay condiciones inmejorables, porque hay voluntad política, y que se logrará alcanzar una aspiración social que es, hoy día, la más anhelada por todos los mexicanos, según la consulta a los ciudadanos que hizo el pasado mes sobre diversos temas.

En ella, se preguntó si estaban de acuerdo en «garantizar atención médica y medicinas a toda la población que no cuenta con servicios de salud«, entre otros puntos.

Al salir del evento, López Obrador fue interceptado por un grupo de trabajadores del Issste, quienes le pidieron el pago atrasado de sueldos y prestaciones. De manera personal, el mandatario les garantizó que sus demandas serían respondidas. EFE (I)

jcg/irg/cav

Paypal