Bolivia está «convencida» de que el diálogo resolverá la crisis de Venezuela

Fotografía cedida por prensa de Miraflores que muestra al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (c), mientras da un discurso frente a simpatizantes junto a su esposa Cilia Flores (c-i); el ministro de Comunicaciones, Jorge Rodríguez Gómez (i); y el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello (2-i), este miércoles a las puertas del palacio presidencial de Miraflores, en Caracas (Venezuela). Maduro dijo que los órganos de justicia del país deben "actuar apegados a la ley", luego de que el opositor y jefe del Parlamento, Juan Guaidó, se autoproclamara esta misma jornada como presidente interino en un acto ante miles de seguidores en Caracas. EFE/ Marcelo Garcia

El canciller de Bolivia, Diego Pary, aseguró este jueves en Montevideo que su nación está «convencida» de que el diálogo «es el mejor camino» para resolver la crisis en Venezuela y encontrar una salida negociada que beneficie a su pueblo.

«Nosotros venimos a contribuir, venimos a acompañar a los países que ya han generado propuestas de diálogo en este espacio y esperemos que la reunión tenga los mejores éxitos», sostuvo Pary antes de ingresar a la primera reunión del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela que se realiza en la capital de Uruguay.

Al encuentro, de rango ministerial, acuden representantes de la Unión Europea, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Portugal, España, Suecia, Reino Unido, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, México y Uruguay.

En este sentido, el canciller reconoció que «no es fácil» iniciar una negociación y sentar a las partes a una mesa de diálogo, pero subrayó que el grupo trabajará para conseguirlo.

«A partir del diálogo entre los países encontremos los mejores mecanismos para invitar a que los actores políticos y sociales de Venezuela se sienten sobre la mesa y encuentren la agenda, los temas a debatir y las soluciones a los problemas internos que ellos tienen», acotó.

La tensión se ha incrementado en Venezuela desde que el pasado 23 de enero el jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, se proclamara presidente interino de su país al considerar gobernante ilegítimo a Nicolás Maduro, reelegido en unos comicios presidenciales que la oposición tacha de «fraudulentos».

Esta acción profundizó la crisis política en el país, debido a que, además, buena parte de la comunidad internacional, como Estados Unidos y varios países europeos y latinoamericanos, ha dado su respaldo a Guaidó y presiona para que se convoque a elecciones.

Respecto a las resoluciones que se pueden tomar tras este encuentro, Pary afirmó que «nadie debería estar dispuesto» ni en Latinoamérica como tampoco en el resto del mundo, a aceptar una intervención militar y su país rechaza «cualquier amenaza» que pueda recibir Venezuela u otro país de la región.

«Latinoamérica y el Caribe es una región que se ha declarado una región de paz, donde todos los países actuamos de manera pacífica. En el caso boliviano, constitucionalmente, nos hemos declarado como un país pacífico y en ese marco nosotros impulsaremos que las dificultades internas que tienen los países se resuelvan por mecanismos pacíficos mediante la negociación y el diálogo», sostuvo.

Sobre las condiciones y los temas para resolver la crisis venezolana, Pary dijo que eso debe ser resuelto por los venezolanos y sus actores políticos y sociales.

Asimismo, el ministro boliviano consideró que no corresponde la participación de representantes de Venezuela en la reunión que se lleva a cabo en Montevideo, ya que está organizada por los países «que quieren contribuir en este proceso» y que buscan una solución «pacífica y duradera» para los venezolanos.

«Lo que debemos hacer es generar las condiciones necesarias para que las partes puedan asistir al diálogo, puedan sentarse sobre la mesa y nosotros acompañar este proceso pero ya los temas, los procedimientos y las soluciones a las dificultades internas deben definir los mismos venezolanos», concluyó.

De los actuales 13 países miembros del Grupo Internacional de Contacto, solo cuatro (Bolivia, Italia, México y Uruguay) no han reconocido formalmente a Guaidó como presidente encargado de Venezuela. EFE

Paypal