Ecuador, viernes 19 de enero de 2018

Liberan policía imputado falsamente de rebelión por el 30S

El cabo segundo de Policía, Johnny Casalombo Mantilla, de 37 años, al que se le atribuía el intento de magnicidio contra el presidente, Rafael Correa, durante los hechos del 30 de septiembre de 2010 (30-S), ha sido liberado hoy después de estar detenido durante tres meses en la cárcel 4, al norte de Quito, después que el Juez Sexto de Garantías Penales, Franz Valverde, ordenó su libertad el viernes pasado. Sin embargo, Casalombo todavía debe presentarse cada quince días a la Fiscalía y tiene prohibición de salir del país.


Publicidad

Casalombo fue detenido el 30 de mayo, por una denuncia presentada por el ministro del Interior, José Serrano, en la que se lo acusaba de ser acusado de ser uno de los policías que aparecía en un video filmado durante el 30S, incitando a la gente para que agredan al vehículo en que se transportaba el Presidente Correa.

La Fiscalía exhibió dos pruebas en su contra. Una declaración de Oswaldo L, que aseguró que Casalombo era el policía. Y un peritaje del video que sostenía que las características físicas del hombre que aparecía en el video correspondían al procesado.

Una nueva experticia, efectuada por un técnico extranjero, señala lo contrario. El fiscal del caso, Gustavo Benítez, alegó que la administración de justicia fue inducida al error por personas que sí estuvieron en el lugar de los hechos, por lo que deberán responder penalmente.

Casalombo siempre alegó su inocencia. Incluso su defensa presentó evidencias de que el día de autos, el 30 de septiembre de 2010, no estaba en Quito, sino en el cantón Ventanas, provincia de Los Ríos, y convalenciendo de un accidente de tránsito. “Yo siempre estuve conciente de la inocencia de mi hijo y sabía que tarde o temprano iba a recuperar la libertad”, ha declarado su madre, con lágrimas en sus ojos.

El viceministro de Seguridad Interna, Javier Córdova, citado por el diario oficial “PP El Verdadero”, indicó que la captura se efectuó bajo el programa de recompensas anunciado por el Ejecutivo, que otorga hasta 50 mil dólares para la persona que entregue datos concretos que ayuden a identificar y detener a las personas que aparecen en los videos de la revuelta policial del 2010. Ahora el mismo fiscal abrió un proceso de vinculación en contra de Oswaldo L., por haber inducido al error a la Fiscalía.

Citado por el portal oficial El Telégrafo, Casalombo ha declarado que se presentará inmediatamente en la Comandancia para que le asignen a su plaza.

___

Fotografía difundida por el diario La Hora.

Video relacionado

http://www.youtube.com/watch?v=ivj0qGFJNGM