Fortalecer la frontera, un desafío común de Colombia y Ecuador

27/01/2018.- Fotografía cedida por la Gobernación de Esmeraldas, de los destrozos causados tras la explosión de un "coche bomba" hoy, sábado 27 de enero del 2018, en San Lorenzo (Ecuador), en la parte posterior de un edificio policial en la provincia de Esmeraldas, en el noroeste de Ecuador, donde se vieron afectados algunos servidores policiales que sufrieron cortes menores como consecuencia de los daños en vidrios y ventanales. El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ordenó el traslado de 600 efectivos de seguridad a la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, donde ocurrió un atentado con un "coche bomba", que dejó 28 heridos leves, informó la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom). EFE/GOBERNACIÓN DE ESMERALDAS/

Quito (EFE).- El fortalecimiento de la seguridad en la frontera es uno de los desafíos que Ecuador y Colombia se han propuesto cumplir ante el riesgo de que la aparente distensión armada en el territorio colombiano esconda un resurgir de la delincuencia en la franja limítrofe.

Y es que el atentado con “coche bomba” del pasado 27 de enero contra un edificio policial del municipio de San Lorenzo, en la provincia costera de Esmeraldas (noroeste), fronteriza con Colombia, prendió las alertas en Ecuador.

El ataque, atribuido a grupos de delincuentes ligados al narcotráfico y que, aparentemente, han sido afectados por el accionar de las fuerzas de seguridad del Estado ecuatoriano, derivó en la aplicación de un estado de excepción en la zona.

Las Fuerzas Armadas de Ecuador, en virtud de esa medida, han intensificado las patrullas en la zona fronteriza de Esmeraldas y, producto de ello, este sábado repelió un ataque armado de personas no identificadas en un sector de la zona divisoria.

“FFAA repelió agresión en frontera norte”, señaló el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas en su cuenta de Twitter e informó de que en la operación se detuvo a una persona, que fue puesta a órdenes de las autoridades competentes con fines de investigación.

Agregó que la patrulla militar ecuatoriana repelió “la agresión de varios elementos no identificados” cuando realizaba “operaciones de vigilancia y protección en la frontera norte” con Colombia, aunque no dio más detalles.

El hecho ocurrió cerca a la comunidad El Pan, del cantón San Lorenzo, en la provincia de Esmeraldas, poco después del mediodía de este sábado.

Recordó que “las acciones militares de protección en la frontera norte responden al decreto de estado de excepción” en vigor desde el 27 de enero en los municipios de San Lorenzo y Eloy Alfaro.

Ese día, un coche bomba ubicado en las afueras de un recinto policial de San Lorenzo estalló causando heridas a 28 personas y daños a la unidad del orden y a más de una treintena de casas de los alrededores.

La explosión, en la que no se registraron muertos, fue calificada por el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, como un “acto terrorista” ligado a “bandas de narcotraficantes que han sido golpeadas por las fuerzas de seguridad del Estado ecuatoriano”.

“No vamos a permitir que nos amedrenten. Estamos tomando las medidas necesarias”, añadió Moreno.

Esta semana, el ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, propuso la creación de una fuerza de tarea conjunta entre las Fuerzas Militares de su país y las de Ecuador para reforzar la seguridad en la frontera.

“Vamos a reportarle a nuestros presidentes otras iniciativas en materia de acción integral binacional, como la creación de una fuerza de tarea conjunta, reforzar los blancos de alto valor para nuestros dos fuerzas”, dijo Villegas junto a su homólogo ecuatoriano, Patricio Zambrano, un día antes del Sexto Gabinete Binacional Colombia-Ecuador, que tuvo lugar el jueves en la ciudad colombiana de Pereira.

En esa reunión, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, duplicó la recompensa por un disidente de la guerrilla de las FARC conocido con el alias de “Guacho”, acusado de ser el autor del atentado contra la comisaría ecuatoriana.

Además, ambos países acodaron seguir con el intercambio de información, vigilancia, protección de las fronteras y señalaron que se reforzarán los mecanismos de confianza mutua que existen entre militares y policías de las dos naciones.

El presidente ecuatoriano, por su parte, dijo en ese encuentro que lo más significativo de la cita es haberse referido a la importancia de construir la paz y al valor del diálogo para resolver los conflictos.

Ello porque Ecuador ha facilitado en los últimos meses un proceso de negociaciones en Quito entre delegados del Gobierno colombiano y de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El mandatario colombiano resaltó el acompañamiento de Ecuador en esas conversaciones de paz que comenzaron en febrero del año pasado.

“Usted ha estado siempre al lado nuestro. Últimamente nos ha ayudado y nos ha servido de anfitrión de las conversaciones con el ELN y lo ha hecho con una gran generosidad y se lo agradecemos de corazón”, resaltó Santos. EFE (I)

fa/dmt

Paypal