Consejo de la Judicatura presenta recurso para evitar destitución

Gustavo Jalkh. Foto API

El Consejo de la Judicatura (CJ) de Ecuador presentó hoy un recurso de revisión a la destitución de sus máximas autoridades, decidida el pasado lunes por un organismo de control encargado de evaluar a todas las instituciones del Estado.

La CJ, en un comunicado, informó de que presentó el recurso de revisión ante el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio (Cpccs-t), que tiene cinco días para tramitar dicha solicitud.

En un documento de 425 páginas entregado por la subdirectora de la CJ, Alba Jàcome, el organismo impugnó los argumentos esgrimidos por la Cpccs-t para anunciar la destitución del presidente de la Judicatura, Gustavo Jalkh, y otros de sus vocales.

La respuesta de la CJ tiene relación con «la aplicación del error inexcusable, concursos de méritos y oposición; vinculaciones políticas no demostradas y presunta ilegitimidad del cargo del presidente y los vocales» del Consejo de la Judicatura, precisa el texto del organismo.

El pasado martes el pleno de la Judicatura anunció que interpondría este recurso legal, por considerar que la resolución de la Cpccs-t carecía de fundamentos legales y afectaba a la institucionalidad del país.

«Se evaluó injustamente el trabajo de la institución en estos cinco años y medio, sin que exista realmente más que opiniones parcializadas y sin que se haya llegado a una conclusión objetiva», señaló entonces el presidente Jalkh.

La decisión de destituir a las autoridades de la Judicatura la asumió el Cpccs-t al considerar que el CJ no ha actuado de forma independiente y de haber supuestamente influido en la designación de jueces.

Según el Cpccs-t, Gustavo Jalkh y lo otros vocales de la CJ -Néstor Ardito, Tania Arias, Ana Karina Peralta y Alejandro Judía- tenían lazos de amistad con el Gobierno del expresidente Rafael Correa (2007-2017).

Jalkh también está sometido a un trámite de censura en la Asamblea Nacional (Parlamento), ya que varios legisladores críticos a Correa han culpado a Jalkh de una supuesta intromisión política en la función judicial.

Jalkh ha negado los cargos en su contra y ha insinuado que, a su parecer, hay intereses políticos para desestabilizar a la judicatura. EFE

(I)