Ecuador levanta reserva a los documentos de la naturalización de Assange

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, habla en un video publicado el jueves 9 de marzo de 2017. WikiLeaks le ofreció a empresas como Google y Apple identificar los huecos en su software, presuntamente aprovechados por la CIA para penetrar dispositivos con herramientas especializadas. (WikiLeaks vía AP)

La Cancillería ecuatoriana levantó la reserva sobre los documentos del proceso de naturalización del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, informó hoy a Efe la asambleísta Paola Vintimilla, que exigía desde hace un mes su difusión.

La Cancillería envió una carta a la Asamblea el 10 de octubre en la que notificaba que ahora dicen que no son reservados“, dijo la legisladora, que añadió que por ello la votación que iba a tener lugar en el pleno sobre el tema se ha cancelado.

La notificación le llegó a la asambleísta este martes, poco antes de que el Parlamento estudiara la condición legal de esos papeles y votara si le levantaba la condición de “reservados”.

Se trata de todo el proceso de mantenimiento de asilo a Assange y de su posterior naturalización, el pasado diciembre, dentro de una estrategia de la anterior ministra ecuatoriana de Exteriores, María Fernanda Espinosa, para poner fin a su condición de asilado en la embajada en Londres, donde se encuentra desde 2012.

Vintimilla, en una reciente entrevista con Efe, dijo que el proceso había sido irregular y que Espinosa -ahora presidenta de la Asamblea General de la ONU- creó una regulación especial por razones políticas, por lo cual debe ser sancionada.

Pero al pedir los documentos a Cancillería con el fin de difundirlos, la legisladora se encontró con que habían sido tipificados como “reservados”, por lo cual pidió a la Asamblea que anulara esa condición.

Retiré la moción porque ya no había necesidad, ahora se pueden publicar“, aseguró a Efe Vintimilla, que ha enviado a los medios todo el expediente.

Uno de los documentos más sensibles es la “Declaración de libre consentimiento de finalización de asilo diplomático”, firmada por Assange el pasado 4 de diciembre con el exmagistrado español Baltasar Garzón como testigo.

Por medio de la presente (…) dejo expresa constancia y declaro por medio de este documento mi decisión de dar por terminado el asilo político otorgado a mi favor por el gobierno de la República de Ecuador“, dice la carta.

Su contenido fue difundido en términos generales a finales de septiembre por Vintimilla, así como el de otros documentos que tienen que ver con la correspondencia interna sobre el caso en el Gobierno de Lenín Moreno, quien hace meses llegó a calificar a Assange como “una piedra en el zapato”.

Tras concederle la nacionalidad por “Carta de naturalización” el 12 de diciembre, tres días después Espinosa también nombró al activista consejero en la embajada de su país en Londres, pero el Reino Unido se negó a aceptarlo como tal.

Unos días después, la Cancillería ecuatoriana “deploraba” ante Londres su decisión “de no aceptar acreditar al ciudadano ecuatoriano Julian Assange como miembro de la Misión (…) sin aportar elementos y/o fundamentos que justifiquen dicha decisión”.

Ante el rechazo, Espinosa siguió insistiendo y unos días después le designó, según exponen los documentos, consejero en la embajada en Moscú, pero también en este caso la tajante oposición del Reino Unido a dejarle salir de la legación sin detenerlo torpedeó toda la operación.

Hace unos meses el presidente Moreno criticó abiertamente el proceder de su entonces ministra de Exteriores y se desvinculó de toda responsabilidad, argumentando que había dejado el asunto en sus manos.

Vintimilla considera no obstante que la responsabilidad del proceso irregular de naturalización es de ambos y afirmó que si de ella dependiera pondría fin al asilo.

La difusión de los documentos se produce en una semana crucial para Assange, en la que Ecuador gestiona las nuevas condiciones de asilo en materia de visitas y comunicaciones tras haberle cortado en marzo el acceso a internet por sus repetitivos pronunciamientos políticos, entre ellos, sobre Cataluña. EFE

Paypal