CPCCS aún no consigue elegir a su presidente

El deseo de los siete consejeros de llegar a un consenso en la elección del presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) y así dar una “nueva imagen” a la opinión pública mantiene al organismo en su quinto día de acefalía.

Desde el miércoles pasado, cuando la Asamblea Nacional censuró a cuatro vocales por incumplir sus funciones, entre ellos su titular, José Tuárez, en el Consejo no se pueden resolver temas administrativos.

Uno de los principales es la elaboración del plan presupuestario para el 2020, que debe remitirse al Ministerio de Finanzas para ser aprobado por el pleno del Consejo.

La consejera María Fernanda Rivadeneira confirmó que el plazo para remitirlo culmina hoy, pero esperan solicitar una “prórroga” para que sus colegas puedan ver el requerimiento de recursos para el próximo año. “Eso es algo que los nuevos consejeros deben conocer”, añadió.

Ayer, de a poco se iban integrando los consejeros que reemplazarán a los censurados. En la mañana llegaron Ibeth Estupiñán y Juan Dávalos; David Rosero y Francisco Bravo no se presentaron.

Dávalos ha sido vinculado al el expresidente Rafael Correa, ya que este último lo promovía durante la campaña electoral de los comicios pasados, y fue parte de ese gobierno.

Pero hoy está seguro de que no será excluido por una ‘mayoría’ porque cree que se dejarán a un lado los “revanchismos políticos a Correa” y porque “hay que recuperar la confianza en la opinión pública”.

“Este es un nuevo momento político, en donde la unidad y acuerdos básicos deben primar para frentear el nuevo desafío”, expresó la autoridad, quien retiraba un oficio en el que se le comunicaba de su principalización en el cargo.

Él reconoció que hasta ayer no llegaban a un “total consenso” para la elección del presidente y vicepresidente del Consejo, que será la primera decisión que deberán tomar en la plenaria que se convocaría para hoy, y que a su criterio deberá ser “la primera sesión en la que se demuestre este carácter de unidad”.

El cuerpo colegiado estará integrado por Christian Cruz, Sofía Almeida, María Fernanda Rivadeneira, David Rosero, Francisco Bravo, Ibeth Estupiñán y Juan Dávalos.

Los votos para los cuadros presidenciables se estarían acordando entre Cruz, Rosero, Bravo y Estupiñán. Rivadeneira también aspiraba a esa dignidad, pero según se conocía podría ser mocionada a ocupar la vicepresidencia.

La consejera advirtió que no apoyará a “ningún consejero que quiera destruir la institución”. “Votaré por cualquiera con el que lleguemos a un consenso”, dijo, y que eso incluye establecer una hoja de trabajo en la que estén los proyectos de cada vocal.

Dávalos plantea que, por alternabilidad, la presidencia debería ocuparla una mujer.

“No aspiro a ser presidenta”, subrayó Estupiñán, quien pidió “paciencia” para saber quiénes serán las autoridades.

Para ella, lo importante es establecer una hoja de ruta “para dar resultados”, sobre todo en los “casos de corrupción que hay que despachar”. 

En el CPCCS deben definir la solicitud mensual de recursos al Ministerio de Finanzas, para poder pagar los salarios a funcionarios del nivel jerárquico superior. En julio pasado, con José Tuárez en la presidencia, se despidió a 102 servidores traídos por los exconsejeros, por falta de recursos. Algunos de ellos regresaron. (I)

Paypal