Ecuador, domingo 21 de enero de 2018

Riesgo de inundaciones en cinco años si no se draga el río Guayas

Foto de diario El Universo.

El prefecto del Guayas Jimmy Jairala informó que ya recibió el informe preliminar sobre la actualización del estudio para la segunda etapa del dragado en el río Guayas. El reporte definitivo lo recibirá en 15 días.


Publicidad

“Las condiciones en el río han cambiado de manera dramática”, dijo Jairala. Actualmente, la Armada –por contrato con Senagua- trabaja en el dragado de la primera fase, retirando 268.000 m3 y colocándolos sobre el islote El Palmar para consolidarlo.

El problema, agregó, lo constituye la segunda fase. En el informe inicial elaborado hace cuatro años por el Ministerio de Transporte se determinaba la necesidad de retirar alrededor de 3 millones de m3 de sedimento. Pero la actualización –explicó- estableció que, en los dos últimos años, hay un incremento del nivel de sedimentos de 500.000 m3, lo que equivale a 50 canchas de fútbol con relleno de un metro.

En total, según el estudio preliminar, se tiene que retirar alrededor de 4 millones de m3 de sedimento en un período de hasta dos años y medio (incluyendo el tiempo que demore en llegar una draga especializada). El costo de la operación lo cifró en USD 60 millones.

“Hay dos opciones: una es buscar el financiamiento para dragar, que es lo que vamos a hacer; la otra es no hacer nada”, puntualizó Jairala. Sin embargo, advirtió que, de no emprenderse la segunda fase del dragado, el riesgo es que, dentro de cinco o seis años, estarán unidos –en marea alta y en marea baja- La Puntilla con el islote El Palmar. Además, aguas arriba se volverían extremadamente inundables zonas de Daule, Santa Lucía, Salitre, Los Lojas (uno de los más afectados), y, en un futuro, a sectores marginales de Guayaquil.

Asimismo, indicó que la falta de drenaje del río Daule en su desembocadura en el Guayas podría ocasionar –durante la ocurrencia de un fenómeno El Niño, por ejemplo- un desbordamiento serio de aguas en sectores de Daule, Nobol, La Victoria, Los Lojas, Santa Lucía, entre otros. “Y se puede producir una especie de desequilibrio hidráulico, es decir de caudal, incrementando erosión a lo largo de la orilla del río Guayas con consecuencias en el sector de Puerto Santa Ana“, añadió.

En ese sentido, señaló que hay bajos que se están incrementando por la cantidad de sedimentos: a la altura de la antigua Cervecería; entre el puente Rafael Mendoza Avilés y la isla Mocolí; en el estero que separa la isla Santay de Durán; y a la altura de La Pradera, el Guasmo y Las Esclusas.

El Ejecutivo Provincial aseguró que el problema es grande, por ello aseguró que se emprenderá el dragado. Como parte del contrato, se procurará que la draga se quede en la provincia para futuras labores de dragado y que el sedimento removido se lo trasladará mediante una tubería de 13 kilómetros para el relleno hidráulico de ciertas áreas de Durán.

Si no lo hacemos más rápido, hay otro problema adicional: de dos años a acá, sitios donde íbamos a depositar el sedimento y donde no había población, ya hay invasiones… Si seguimos esperando, ocurrirá que van a continuar multiplicándose la instalación de viviendas rústicas en estos lugares que sirven para el depósito del sedimento”, acotó.

En cuanto al financiamiento, recordó que hace seis meses hubo una conversación previa con el Ministerio de Economía; y el presidente Rafael Correa ofreció el aporte del 50% del Gobierno. Por lo tanto, a la Prefectura le corresponde buscar el financiamiento del otro 50%, es decir de USD 30 millones.

“Un primer paso será reunirme con las autoridades en esta materia, que es Senagua, con el ministro Walter Solís, para explicarle y hacerle conocer, cruzar ideas y ver de qué manera hacemos una conjunción de esfuerzos para poder acometer en esa obra que evitará inundaciones muy serias, sobre todo en las zonas bajas de la provincia del Guayas”, garantizó Jairala.

——————

información de la Prefectura del Guayas.