El papa Francisco dice que, antes de juzgar, es mejor callarse

Papa Francisco. Foto API.

Ciudad del Vaticano, (EFE).- El papa Francisco afirmó hoy que la Iglesia Católica es la «casa paterna donde hay un lugar para todos» y defendió que, antes de juzgar a nadie, es mejor «cerrar la boca».

«Nuestro juez es el Señor y, si te viene a la boca una palabra para juzgar a alguien, cierra la boca. El señor nos ha dado un consejo: ‘No juzguéis y no seréis juzgados’. Hay que convivir con la gente con simplicidad y acoger a todos», afirmó el pontífice durante un encuentro con miembros de las Células Parroquiales de Evangelización en el Vaticano.

En su discurso, Francisco subrayó la necesidad de «acoger a todos sin juzgar a nadie para ofrecer la experiencia de la presencia de Dios y del amor fraternal».

«La evangelización siente fuerte la exigencia de acoger, porque es una de las primeras señales de la comunión que somos llamados a testimoniar por haber encontrado a Cristo en nuestra vida», aseguró.

«La Iglesia es la casa paterna donde hay un lugar para todos: para todos. Y Jesús dice, también el Evangelio: ‘Llamad a todos, buenos y malos, a todos», concluyó el papa. EFE

(I)

Paypal