Al menos cuatro muertos por sendos motines en cárceles de Esmeraldas y Cotopaxi

Foto tuiteada por la ministra de Justicia Ledy Zúñiga

Al menos cuatro personas fallecieron hoy en dos centros carcelarios de Ecuador, tras sendos motines de reos por la instalación de sistemas para inhibir la señal de teléfonos móviles y el choque entre detenidos de bandas antagónicas, informaron autoridades.

Un reo falleció en el Centro de Rehabilitación Social (CRS) de la ciudad andina de Latacunga, capital de la provincia de Cotopaxi (centro), y otros tres en la cárcel de la costera de Esmeraldas, en la provincia del mismo nombre (noroeste) y fronteriza con Colombia.

Lilián Guzmán, viceministra de Atención a Personas Privadas de Libertad del Ministerio de Justicia, indicó en una rueda de prensa que el incidente en el centro carcelario de Latacunga se produjo esta mañana, cuando empezaron a funcionar unos sistemas de inhibición de señal de teléfonos móviles.

Dichos sistemas, aclaró Guzmán, fueron ubicados como parte de un plan de seguridad penitenciaria, pues informes policiales señalaban que algunos cabecillas de bandas de delincuentes detenidos usaban teléfonos móviles para mantener contactos con el exterior.

La puesta en funcionamientos de los inhibidores “generó alteración” en el Centro Regional de Cotopaxi, lo que causó, a su vez, una trifulca y la muerte de un reo, insistió la autoridad.

Asimismo, dijo que a primera hora de esta mañana se registraron incidentes en el Centro de Rehabilitación Social de Esmeraldas, ante el traslado a otras cárceles de ciertos reos considerados como cabecillas de presuntas bandas de delincuentes.

Los incidentes en la cárcel de Esmeraldas causaron heridas a 24 reos y uno de ellos falleció tras presentar un cuadro grave, indicó Guzmán al precisar que tras la entrada de los policías para controlar el orden en el centro se constató a otras dos personas muertas en el interior del centro penitenciario.

“Se ha retomado el control de los centros de rehabilitación”, mediante operativos efectuados por policías con la presencia de fiscales, que investigan la muerte de los reos, agregó la viceministra.

Se lamentó de que existen, a nivel nacional, apenas unos 1.500 agentes de rehabilitación social para brindar atención a 38.000 personas privadas de la libertad en los centros carcelarios.

De su lado, el general de Policía Lenin Bolaños precisó que unos 5.100 reos están recluidos en el centro carcelario de Latacunga, mientras que en Esmeralda son 1.400 detenidos.

Bolaños dijo, en la rueda de prensa, que en este tipo de situaciones se activan tres ejes de misión, que van desde la acción preventiva, de inteligencia y de investigación.

En Esmeraldas, añadió, se activó un protocolo de protección a funcionarios, agentes de seguridad e internos, con la intervención de 272 miembros de la policía que lograron recuperar la calma en ese centro carcelario.

En la cárcel de Latacunga, añadió, intervinieron 303 policías, incluidos efectivos de grupos especiales de la entidad del orden, que lograron solucionar el incidente.

De su lado, el viceministro del Interior, Andrés de la Vega, destacó el despliegue de grupos tácticos de la Policía como el Grupo de Intervención y Rescate (GIR) y el Grupo de Operaciones Especiales (GOE), entre otros.

“Vamos a seguir trabajando por la rehabilitación penitenciaria del país”, remarcó De la Vega. EFE

Paypal