Manifestante perdió una mano durante protestas en Francia

Un manifestante de los chalecos amarillos arrojó gas lacrimógeno a la policía antidisturbios francesa durante una manifestación en París, Francia, el 8 de diciembre de 2018. La policía de París se está preparando para otro fin de semana de protestas del movimiento de protesta de los llamados "gilets jaunes" (chalecos amarillos). Las recientes manifestaciones del movimiento, que al parecer no tienen afiliación política, se tornaron violentas y causaron que las autoridades cerraran algunos sitios emblemáticos en París este fin de semana. (Protestas, Francia) EFE / EPA / IAN LANGSDON

Un manifestante que participaba en la protesta de los “chalecos amarillos” en París perdió este sábado una mano durante los enfrentamientos con las fuerzas del orden, cuando un grupo trataba de forzar las verjas de seguridad de la Asamblea Nacional.

Según fuentes policiales citadas por la cadena “BFM TV”, el hombre cogió una granada lacrimógena lanzada por los antidisturbios con la intención de reenviarla contra los agentes, pero el artefacto le estalló en la mano y se la arrancó.

Los enfrentamientos tuvieron lugar en la puerta de la Asamblea Nacional, sede del Parlamento francés, durante el décimotercer sábado de protestas del movimiento de los “chalecos amarillos”.

Los bomberos evacuaron al herido, que según los testigos no vestía chaleco amarillo, la prenda identificativa de los que se adhieren a este movimiento que se manifiesta en Francia contra el Gobierno de Emmanuel Macron desde el pasado mes de noviembre.

La prefectura de Policía de París confirmó pasado el mediodía que no había detenidos hasta el momento.

La protesta se repite este sábado en las principales ciudades del país, como Marsella, Niza, Burdeos o Montpellier, donde no se han registrado incidentes hasta la hora.

En París, la marcha recorre las principales instituciones del país, desde el Arco del Triunfo, pasando por el ministerio de Asuntos Exteriores, la Asamblea Nacional y el Senado, a donde se dirigían tras el accidente en el que un hombre perdió la mano. EFE (I)

mdv/ig

Paypal