Ambiente procesará a persona que portaba 40 libras de carne silvestre

Foto: Policía Nacional

Una persona que transportaba cuarenta libras (unos 18 kilogramos) de carne silvestre en la provincia amazónica de Napo (este) enfrentará un proceso administrativo que dictaminará su sanción, informó este lunes el Ministerio de Ambiente de Ecuador.

En un comunicado detalló que la Policía decomisó carne de distintos animales silvestres, entre ellos guatusa, armadillo, venado, mono, pavas y puerco sahino, que fueron encontrados dentro de cajas a bordo de un autobús interprovincial.

Según el Libro Rojo de Mamíferos de Ecuador, estas especies están consideradas en amenaza de extinción.

El hallazgo fue posible gracias a un operativo de control, desarrollado el pasado 14 de abril, a cargo de la Unidad de Protección del Medio Ambiente junto a guardaparques del Parque Nacional Sumaco Napo-Galeras.

La Dirección del Ambiente de Napo, a través de su unidad jurídica, iniciará un proceso administrativo con base a la normativa ambiental en contra de la persona que transportaba la carne de especies silvestres que se encuentran en amenaza de extinción.

Según la Cartera de Estado, este proceso administrativo, en el que será dictaminada la sanción económica para la implicada, aún no tiene fecha fijada.

Además, al ser administrativo no existen medidas privativas de libertad, cautelares o sustitutivas para quien transportaba las especies.

El pasado 15 de marzo, las autoridades detuvieron a un biólogo de origen japonés en el Aeropuerto Internacional «Mariscal Sucre», de Quito, por un presunto delito de tráfico ilegal de vida silvestre.

El científico llevaba entre sus pertenencias 250 ejemplares de distintos arácnidos e insectos, entre vivos y preservados, que pretendía sacar del país de forma ilegal para llevarlos a la isla de Hokkaido (norte de Japón).

La audiencia de juzgamiento contra el biólogo extranjero se ha fijado para el 25 de abril.

Miriam Moposita, técnica de vida silvestre, señaló que el Ministerio de Ambiente «ejecuta acciones en todo el territorio para evitar la cacería y comercialización de vida silvestre pues constituye un delito ambiental». EFE

dp/ca/sm/

Paypal