Pekín prohíbe los petardos en Año Nuevo y reduce los incendios un 73 %

Foto parabuenosaires.com

La ciudad de Pekín ha prohibido este año los petardos y fuegos artificiales en las celebraciones del Año Nuevo Chino, con lo que ha logrado reducir en un 73 por ciento los incendios que proliferan en estas fechas, informaron hoy las autoridades locales.

Del 15 al 20 de febrero, sólo se han registrado 17 incendios, en los que resultaron heridas 30 personas, lo que supone un descenso en esta última cifra del 62 por ciento con respecto a 2017, detalló la oficina municipal de control de incendios.

La capital china prohibió el uso de artefactos pirotécnicos en Año Nuevo y sólo los ha permitido en los suburbios situados fuera del quinto anillo de circunvalación de la ciudad.

Con ello puso fin a 12 años en los que los fuegos artificiales sí estuvieron permitidos en prácticamente todas las calles, lo que causó grandes incendios como el que en 2009 arrasó un rascacielos de la ciudad, el Hotel Mandarin Oriental.

Los chinos suelen encender petardos y fuegos artificiales en estas festividades no con fines estéticos sino por la superstición según la cual el ruido y el fuego de estos artefactos alejan a los malos espíritus que merodean en estas fechas, asegurándose con ello un año próspero y afortunado. EFE

Paypal