Alcalde Nebot inauguró remodelado Castillo Espronceda

Castillo Espronceda, foto Municipio de Guayaquil
Guayaquil.-El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, inauguró el jueves 24 de mayo, el remodelado Castillo Espronceda, ubicado en las calles Eloy Alfaro y Venezuela, en el Barrio del Astillero, al sur de la ciudad.
El edificio patrimonial será utilizado para diversas dependencias municipales donde el Cabildo atenderá, próximamente, a la ciudadanía.
 
“Esta edificación patrimonial, de tres pisos, que se caía en pedazos, fue expropiada y recuperada, tanto desde el punto estructural, como de su fachada y de la parte interna”, informó el Primer Personero de la Ciudad, quien mencionó que el monto invertido en su recuperación fue de USD 623.346,58.
 
En este tradicional edificio, en el que en cada uno de sus pisos cuenta con 1.000 m2, útiles y operativos, funcionarán varias entidades municipales, entre ellas, en la planta baja, una biblioteca especializada y, en otro de los pisos, posiblemente la Empresa Pública Municipal deTurismo, Promoción Cívica y Relaciones Internacionales, según señaló Nebot.
 
“En otro de los espacios estaría la parte virtual, para desde este lugar entrar a los museos deGuayaquil, empezando por los municipales, como el de Barcelona, Emelec y, próximamente el del Cacao y del Café; así como posiblemente, con una adaptación, previo al respectivo acuerdo, con museos como el Nahím Isaías y el Norton Presley de Guayaquil”, adelantó el burgomaestre quien resaltó el rescate que hizo el Municipio de un patrimonio más que estaba por desaparecer.
 
A la inauguración oficial del edificio patrimonial asistió también la vicealcaldesa Doménica Tabacchi y el concejal Manuel Samaniego; así como los representantes de la Fundación Municipal Guayaquil Siglo XXI, a través de la cual se llevó a cabo la restauración.
 
En el Castillo Espronceda, por ser considerado un edificio patrimonial, no se hicieron modificaciones en la infraestructura. Fue construido con cemento Portland importado desde Inglaterra. Desde hace 9 años lucía desolado porque los dueños e inquilinos lo abandonaron e incluso se convirtió en dormitorio de personas que deambulaban por la ciudad. Tiene aproximadamente 81 años deexistencia. La familia de apellido Espronceda-Peribonio, la última residente del inmueble, salió del lugar tras cederlo al Municipio de Guayaquil
 
El inmueble acumuló deudas por impuestos prediales e hizo un convenio con la Alcaldía para entregar la estructura a cambio de la obligación tributaria. Además, el Cabildo porteño pagó una diferencia a favor de Lucrecia Paribonio Brajcic, viuda del dueño de la propiedad José Martínez deEspronceda quien fue un empresario destacado de mediados del siglo pasado que era dueño de La Frutal’, también manufacturó la cola Fox. El empresario falleció en la cada de los 80.
(I)
 
Paypal