Los nuevos boletines de deuda: una primera señal de transparencia

En: Sin categoría

18 May 2018

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) publicó ayer, después de varios meses de retraso, los boletines de deuda pública (externa, interna y total) con información hasta abril. En una entrevista en Ecuavisa, el nuevo ministro, Richard Martínez, había anunciado esta decisión como una muestra de la transparencia en las cifras que quiere promover durante su gestión. Hasta antes de ayer los últimos boletines disponibles correspondían a enero. En estos, además, la deuda total se presentaba únicamente en el formato “consolidado”, que ha sido cuestionado tanto por la Contraloría General del Estado como por el Fondo Monetario Internacional (FMI), cuyos manuales, según el gobierno anterior y también los primeros ministros de Economía y Finanzas del actual, habían servido como base para esa consolidación. Cabe recordar que el método de consolidación del gobierno anterior sirvió para disfrazar la verdadera situación de la deuda pública, omitiendo la mayor parte de las obligaciones internas del Gobierno Central, incluso aquellas con instituciones públicas que manejan recursos privados, como el IESS o el Banco Central

Los nuevos boletines no sólo vuelven a incorporar la deuda agregada ($48.848 millones a abril, equivalentes al 47% del PIB), sino que también incluyen información adicional sobre operaciones que, por sentido común, constituyen una deuda para el Estado: ventas anticipadas de petróleo, Certificados de Tesorería (CETES, que son obligaciones de Finanzas a menos de un año), atrasos de ejercicios fiscales anteriores (deuda flotante), deudas a empresas de servicios petroleros, entre otros. Esta información permite tener una idea mucho más clara sobre la verdadera magnitud de la deuda pública del Ecuador, que, como se había advertido innumerables veces, hace mucho superó el 40% del PIB que el Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas (COPLAFIP) establece como tope máximo. De hecho, según la información publicada por Finanzas, la suma de la deuda agregada más las “otras obligaciones” ronda los $59.000 millones. En esa cifra no se incluye el saldo de los pasivos contingentes, que también está detallado en el nuevo boletín ($3.116 millones).

Más allá de la autorización que la Contraloría ha dado para que este año el Gobierno se endeude hasta el monto de financiamiento contemplado en el Presupuesto General del Estado (PGE) aprobado para 2018 (es decir, $8.254 millones, de los cuales ya se han conseguido más de $3.000 millones), el Gobierno sigue enfrentando un escenario complejo. En un número anterior de Cordes Opina dijimos que es urgente que el Fisco tenga acceso a nuevo financiamiento para no provocar graves impactos en toda la economía. Para esto, sin embargo, es indispensable que el Gobierno establezca un compromiso tangible en cuanto a metas de reducción del gasto público y del déficit fiscal. Al respecto, el nuevo ministro ha señalado que en su gestión se llevará a cabo una reducción del tamaño del Estado “gradual, pero muy disciplinada”, lo que ha sido recibido de manera favorable por los agentes económicos. De hecho, el índice de riesgo país, que había venido creciendo de manera sostenida en los últimos días de la breve gestión de María Elsa Viteri, acumula ya tres días consecutivos de caída (desde 748 puntos el lunes de esta semana, cuando se anunció la designación de Martínez, hasta 661 puntos ayer).

Sin embargo, para que esta tendencia continúe es necesario que el nuevo ministro anuncie, en un plazo corto, las medidas puntuales que se tomarán para reducir el gasto público, que en los últimos años ha superado en mucho a los ingresos, ocasionando déficits fiscales en torno al 7% del PIB. Al respecto, en su entrevista en Ecuavisa Martínez hizo otra declaración importante: que, al igual que en lo referente al saldo de la deuda pública, no puede haber divergencias en cuanto al monto del déficit del PGE. Cabe recordar que desde hace varios años el Observatorio de la Política Fiscal ha denunciado una subestimación en el déficit como consecuencia de una sobrestimación de los ingresos petroleros (se han venido contabilizando como ingreso a los barriles de crudo que se exportan para amortizar ventas anticipadas de años anteriores). Se entiende, entonces, que también habrá correcciones en las cifras del Presupuesto, manipuladas en anteriores gestiones.

Martínez ha dado señales positivas en sus primeros días al frente del Ministerio de Economía y Finanzas. Sin embargo, el reto que tiene por delante es grande: definir las partidas presupuestarias donde se recortará el gasto y presentar a la Asamblea un plan de estabilización fiscal que le permita tener acceso a más financiamiento. Pero esos recursos ya no pueden ser usados, como hicieron los ministros anteriores, para postergar el ajuste, sino para financiarlo.

1 Response para Los nuevos boletines de deuda: una primera señal de transparencia

Avatar

Hector Dueñas

mayo 20th, 2018 a las 07:59

Me parece que el articulo pasa por alto el hecho de que este nuevo total tiene una diferencia de diez mil millones con el dato de la contraloria. Porque la diferencia?. Para cualquier padre de familia resulta sencillo distinguir lo que “debe”.
Sigue la danza de las cifras.

Formulario de Comentarios