Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

América Latina alineada con reclamo de estado palestino

Con apoyo sólido de América Latina, autoridades palestinas esperan que la Organización de Naciones Unidas (ONU) apruebe la creación de un estado en las fronteras existentes hasta 1967, y, con ello, fortalecer su postura en una negociación de paz con Israel.


Publicidad

La conformación de un estado palestino se perfila como uno de los temas centrales de la agenda de Asamblea General de la ONU.

Aunque no todos los países latinoamericanos han definido cómo votarían, autoridades palestinas cuentan con un respaldo expresivo de casi todos los países de la región.

“Yo estoy relacionado con América Latina desde 1975 y nunca hubo un momento tan favorable”, comentó el embajador palestino en Brasil, Ibrahim al Zeben, sobre el apoyo recibido en la región.

Recordó que en 1947, en las Naciones Unidas, la mayoría de los países latinoamericanos votaron a favor o se abstuvieron de la creación de los dos estados: Israel y Palestina.

“Por lo tanto (el apoyo latinoamericano) es una actitud de consecuencia con una posición histórica de reconocer la existencia de dos estados”, expresó el diplomático palestino, hablando en español.

La AP solicitó entrevista con el embajador israelí en Brasil pero no respondió antes del cierre de esta información. Autoridades israelíes han dicho que no se oponen a la creación del estado palestino, pero rechazan su votación en la ONU por considerar que debe ser alcanzado mediante una negociación y no por acuerdo externo o declaración unilateral.

El ministro palestino de Relaciones Exteriores, Riad Malki, ha recorrido los países latinoamericanos en busca de apoyo para una votación en la ONU, y la mayoría comprometió su voto cuando el tema llegue a la Asamblea General de la ONU, formada por 193 países.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, tiene previsto presentar el viernes 23 su petición de creación del estado palestino y su admisión como miembro pleno de la ONU. Actualmente la Organización para la Liberación Palestina (OLP) participa como observador en el organismo mundial.

A partir de su presentación, la solicitud palestina entraría en la agenda del Consejo de Seguridad de la ONU donde debe ser votada en una fecha que está por definir, aunque su éxito dependerá de que Estados Unidos, contrario a la votación en la ONU, no utilice su derecho al veto para impedir su aprobación.

Washington defiende la tesis israelí de que el tema no debe ser abordado por la ONU sino que debe surgir de una negociación entre palestinos e israelíes.

El presidente estadounidense Barack Obama dijo la semana pasada a corresponsales hispanohablantes que su gobierno iba a “objetar muy categóricamente” la pretensión palestina por considerar que no conduciría a la solución esperada.

Sin embargo, los palestinos consideran que su admisión como miembros plenos de la ONU servirá para presionar a Israel a negociar un acuerdo de paz en que reconozca al estado palestino.

En caso de que el Consejo de Seguridad aprueba la petición, sería sometida a consideración de la Asamblea General de la ONU, donde los dirigentes palestinos confían en obtener un amplio respaldo.

Brasil y Colombia representan a la región en el Consejo de Seguridad, de 15 miembros. De esos dos países, Brasil fue el primero de la región en reconocer el estado palestino en las fronteras de 1967, antes de la Guerra de los Seis Días que condujo a la actual ocupación israelí de los territorios palestinos.

Sin embargo, la postura de la mayoría de los países de la región de reconocer el derecho palestino a existir dentro de su estado no es incompatible con el apoyo a Israel.

En palabras del ministro argentino de Relaciones Exteriores, Héctor Timmerman, su país está “a favor del reconocimiento del estado palestino” pero también “se reconoce el derecho de Israel a vivir en paz y tener una frontera pacífica”.

El analista argentino Pedro Brieger destacó que Argentina reconoció al estado palestino “en sintonía con otros países de la región, lo hizo siguiendo a Brasil, que aspira a convertirse en interlocutor en las negociaciones de paz de Medio Oriente”.

Otros países cuya política externa es más cercana a la de Estados Unidos podrían abstenerse de votar la petición palestina cuando llegue a la Asamblea General, como esperan algunos analistas en el caso de México y Colombia.

En México, la cancillería no respondió a una solicitud de la AP para hablar sobre la posición del gobierno, el cual ha manifestado una postura cautelosa desde principios de agosto, cuando señaló que “apoya la visión de dos Estados: Israel y Palestina, que convivan dentro de fronteras seguras e internacionalmente reconocidas, de conformidad con las resoluciones de Naciones Unidas”.

“México es de los pocos países de América Latina que probablemente se abstendrán en esta votación”, dijo a la AP Stéphan Sberro, experto en temas de medio oriente del Instituto Tecnológico Autónomo de México.

Para el académico, México “es muy cauto” particularmente porque no tiene nada qué obtener si apoya a Palestina, además de que está ubicado en posiciones más cercanas a Estados Unidos para mantener el status quo.

La canciller colombiana María Angela Holguín informó recientemente que el gobierno todavía no han tomado una decisión y que esperará hasta ver los textos de las resoluciones en la ONU.

“Nosotros lo que sí quisieramos y lo hemos sostenido siempre, desde la primera resolución del (año) 47, donde Colombia también se abstuvo, es que esto se logre a través de un diálogo y una negociación y no simplemente imponiendo el estatus de Estado observador, porque de eso no se saca nada”, dijo Holguín.

En el otro extremo del espectro político, países con gobiernos de izquierda llegaron incluso a romper relaciones diplomáticas con Israel, como Bolivia, Nicaragua y Venezuela.

Esas naciones integran la Alianza Boliviariana para los Pueblos de América (Alba) junto a Cuba, Ecuador, Dominica y San Vicente y las Grenadinas, que el 9 de septiembre emitieron una declaración de apoyo a la aspiración palestina de convertirse en miembro pleno de las Naciones Unidas.

La profesora Elsa Cardozo, de la Universidad Central de Venezuela, consideró “inevitable” el reconocimiento del estado palestino en la ONU, y que tal decisión significará una “presión mayor sobre el proceso de paz.

El embajador Alzaben coincide con esa opinión.

“El mundo entero está a favor de la creación del estado de Palestina y de su admisión (a la ONU) porque es el comienzo del fin de una injusticia y de un conflicto que ha atormentado al mundo. Ya es hora de que el mundo descanse de israelíes y palestinos”, declaró el diplomático. AP