Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama defiende “obligación moral” de atacar Siria por armas químicas

WASHINGTON — En un mensaje a la nación, el presidente Barack Obama afirmó el martes que durante mucho tiempo resistió las exhortaciones para atacar Siria porque no creía que la fuerza podía solucionar la guerra civil en ese país, pero cambió de opinión después de que el gobierno sirio usó gases letales contra sus ciudadanos.


Publicidad

El uso de armas químicas el 21 de agosto cambió su forma de pensar y ahora Estados Unidos debe responder con un ataque militar para desalentar el uso de ese tipo de armamento en el futuro.

Obama dijo que el mundo vio miles de videos, imágenes tomadas con teléfonos celulares y mensajes en las redes sociales sobre el daño infligido por el ataque con armas químicas en las afueras de Damasco.

El mandatario indicó que nadie pone en duda que se utilizaron armas químicas en Siria, acción que viola el derecho internacional y representa un “peligro para nuestra seguridad”.

Obama, quien ha pedido al Congreso estadounidense autorización para lanzar un ataque militar “limitado” contra Siria, reiteró hoy que no va a enviar tropas a ese país y que no busca una campaña bélica de largo alcance como las de Irak y Afganistán, ni siquiera una campaña de bombardeos prolongada, como las de Kosovo y Libia.

“Sería un golpe dirigido a lograr un objetivo claro: disuadir del uso de armas químicas y degradar las capacidades de Asad”, enfatizó el mandatario.

Un ataque “limitado puede hacer que Asad, o cualquier otro dictador, se lo piensen dos veces antes de usar armas químicas”, insistió Obama.

El presidente dijo estar al tanto de que muchos estadounidenses están cansados de las acciones militares tras las guerras en Irak y Afganistán, pero indicó que los límites que está poniendo a un posible ataque asegurarán que Estados Unidos no caiga en otra guerra prolongada.

Sin embargo, agregó que “cuando con esfuerzos y riesgos modestos podemos evitar que maten a niños con gases tóxicos, y proteger a nuestros propios hijos a largo plazo, creo que debemos actuar. Eso es lo que hace a Estados Unidos diferente. Eso es lo que nos hace excepcionales”.

“Si no actuamos, el régimen de Asad no verá razones para dejar de usar armas químicas”, sostuvo Obama, para quien la utilización de este tipo de armamento supone una violación de las normas internacionales y representa una amenaza para la seguridad de EE.UU. y de aliados como Israel.

Obama dijo que ha pedido a sus Fuerzas Armadas que mantengan la “presión” contra el régimen sirio de Bachar Al Asad y que continúen preparadas para “responder” ante un posible ataque militar en Siria. “Las Fuerzas Armadas estadounidenses no se andan con medias tintas. Incluso un ataque limitado enviará a Asad un mensaje que ninguna otra nación puede dar”, advirtió Obama durante un discurso televisado a la nación de 15 minutos desde la Sala Este de la Casa Blanca.

En momentos en que las encuestas de opinión muestran de manera uniforme una amplia oposición a una intervención estadounidense, la Casa Blanca ha batallado con todas sus fuerzas por generar apoyo entre los legisladores —demócratas liberales y conservadores republicanos por igual— que han expresado temores de inmiscuir al país en otra guerra en el Medio Oriente y han cuestionado si los intereses de seguridad de Estados Unidos estaban en peligro en Siria. Obama también ha tenido problemas en crear apoyo internacional para un ataque.

Repentinamente, los hechos tuvieron otro giro inesperado el lunes. Primero, Rusia, y después Siria, reaccionaron positivamente a una aseveración aparentemente no oficial del secretario de Estado, John Kerry, en el sentido de que la crisis pudiera solucionarse si Damasco aceptara colocar su arsenal químico bajo control internacional.

“Es demasiado temprano para determinar si esta oferta tendrá éxito, y cualquier acuerdo debe verificar que el régimen de (Bachar al) Asad cumple con sus compromisos”, dijo Obama. “Pero esta iniciativa tiene el potencial de eliminar la amenaza de las armas químicas sin el uso de la fuerza, particularmente porque Rusia es uno de los más firmes aliados de Asad”, señaló.

Obama enviará a Kerry a Suiza esta semana para discutir un posible acuerdo sobre las armas químicas de Siria con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, dijo el martes un funcionario del departamento de Estado que habló bajo condición de anonimato con Associated Press.

El funcionario dijo que Kerry se reunirá el jueves con Serguei Lavrov en Ginebra para tratar de llegar a un acuerdo sobre una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que exija a Siria renunciar a sus armas químicas o enfrentar las consecuencias.

Obama dijo también que, tras consultas con Francia y el Reino Unido, Estados Unidos trabajará estrechamente con Rusia y China para tramitar una resolución ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que obligue a Al Asad a desarmarse y a destruir esas armas químicas bajo control internacional.

* Con reportes de EFE y AP.

Noticia relacionada

Cancelan la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria

Video relacionado

http://www.youtube.com/watch?v=DiM62Rskojo