Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Procurador acusa a Juan Manuel Santos de buscar impunidad de las FARC

El procurador de Colombia, Alejandro Ordóñez, acusó hoy al fiscal, Eduardo Montealegre, y al presidente Juan Manuel Santos de buscar una paz que no es sostenible y que deja la puerta abierta a la impunidad de los delitos cometidos por las FARC durante el conflicto.

Bogotá, 30 abr (EFE).- El procurador de Colombia, Alejandro Ordóñez, acusó hoy al fiscal, Eduardo Montealegre, y al presidente Juan Manuel Santos de buscar una paz que no es sostenible y que deja la puerta abierta a la impunidad de los delitos cometidos por las FARC durante el conflicto.


Publicidad

El procurador reaccionó así a una propuesta que el fiscal hizo ayer en un foro para que los jefes guerrilleros obtengan penas alternativas a la cárcel con trabajos sociales como labores de erradicación de minas antipersonales.

“Estaríamos pretendiendo ‘paces’ no sostenibles cuando se pretende una paz con absoluta impunidad como es la que están pretendiendo, no solamente lo que exigen las FARC, sino lo que parecería admitir el señor fiscal general de la Nación y a la que le parecería gustar al señor presidente de la República”, dijo Ordóñez.

Según el procurador, que se ha destacado como uno de los principales opositores al proceso de paz colombiano tal y como está planteado, consideró que el fiscal “está reconociendo claramente que habrá impunidad total” para la guerrilla.

Ordóñez calificó esta propuesta de Montealegre como “una de las perlas de todo este proceso” que a su juicio fortalecen las “constructivas” críticas que ha hecho la Procuraduría (Ministerio Público), y que “están destapando las cartas” del fiscal.

En 2012, antes de que se pusieran en marcha las negociaciones de paz, quedó aprobado en el Congreso el Marco Jurídico para la Paz, un modelo para regular la desmovilización de grupos armados ilegales que todavía está sometido a examen constitucional y que se perfila como una herramienta de justicia transicional.

No obstante, ni las FARC ni algunos sectores de la vida política lo aprueban por distintos motivos.

El Gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) negocian en La Habana desde noviembre de 2012 una salida al conflicto armado interno y ya han firmado dos de los primeros cinco temas de la agenda de diálogos. EFE