Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

China critica revisionismo histórico nipón en aniversario de guerra

Pekín, 7 jul (EFE).- El Gobierno de China conmemoró hoy con mayor intensidad que en años anteriores el 77 aniversario del inicio de la guerra contra Japón, una fecha que aprovechó el presidente chino, Xi Jinping, para criticar los intentos de “negar o distorsionar” la historia en algunos sectores de la sociedad y la política japonesa.


Publicidad

“Es una pena que una pequeña minoría de gente todavía ignore hechos irrefutables, y que decenas de millones de personas perdieran su vida en la guerra”, señaló Xi en un acto solemne en el Puente del Marco Polo, el lugar en las afueras meridionales de Pekín donde comenzó la guerra chino-japonesa (1937-45).

Xi, acompañado de niños y veteranos de aquel conflicto, inauguró un monumento dedicado a esa guerra, uno de los principales frentes de la Segunda Guerra Mundial.

El Gobierno chino ha dado este año mayor importancia al aniversario que en ocasiones anteriores, ya que ha coincidido en el tiempo con la polémica decisión japonesa de acabar con el talante pacifista de su Constitución, al eliminar la prohibición de usar la fuerza en conflictos internacionales.

Tras esa modificación, aprobada el 1 de julio entre protestas de China, Corea del Sur y sectores de la sociedad japonesa, Xi viajó la semana pasada a Seúl, donde también recordó las agresiones del Imperio Japonés a su país y a Corea en la primera mitad del siglo XX.

“La Historia nos enseña que cualquier agresión por la fuerza está condenada a fracasar”, aseveró hoy el presidente chino, quien afirmó que su país “siempre buscará el camino del desarrollo pacífico y espera que otros países del mundo sigan la misma ruta”.

Aunque parte de China -la región nororiental- ya había sido invadida por los nipones en 1931, el régimen comunista considera que la guerra contra Japón empezó el 7 de julio de 1937, cuando soldados japoneses atacaron el Puente de Marco Polo, en aquel entonces una de las principales vías estratégicas de entrada a Pekín.

Unas 35 millones de personas murieron en China en esa guerra, en la que Japón experimentó con armas biológicas y cometió grandes masacres como la famosa “Matanza de Nankín”, donde 300.000 civiles fueron asesinados en la toma de la entonces capital china. EFE