Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Trump vuelve a Fox tras polémica con la presentadora Megyn Kelly

Foto: Donald Trump

El magnate y precandidato presidencial republicano de Estados Unidos Donald Trump concedió este martes una entrevista a la cadena Fox tras la polémica por sus comentarios sobre la presentadora Megyn Kelly, que moderó la semana pasada el primer gran debate televisado de cara a las elecciones de 2016.


Publicidad

En la entrevista no se mencionó esa polémica, muy comentada en los medios estadounidenses y en las redes sociales en los últimos días, y ambas partes, tanto Trump como la Fox, dieron la sensación de querer dar por zanjado el asunto.

“Somos amigos, Steve. Siempre hemos sido amigos”, dijo Trump al conductor de la entrevista, Steve Doocy.

Durante el fin de semana, Trump se negó a disculparse por sus comentarios sobre Kelly, insistió en que se malinterpretaron y aseguró que “estima” a las mujeres.

Kelly hizo preguntas incisivas a Trump durante el debate presidencial del jueves, entre ellas una sobre sus declaraciones ofensivas hacia las mujeres, y al día siguiente, en una entrevista con CNN, el magnate criticó la dureza de la periodista, de quien dijo que “le salía sangre de los ojos” y de “donde quiera que sea”.

Interpretado como una insinuación de que Kelly fue dura con él porque tenía la menstruación, ese comentario le ha valido a Trump las críticas de muchos de sus rivales por la nominación republicana y, además, fue vetado de una importante reunión conservadora en Atlanta en la que había sido invitado a intervenir.

Además de la entrevista en la Fox, Trump también habló hoy vía telefónica con la CNN, donde afirmó: “Siempre he sido bueno con las mujeres y no habrá nadie mejor para las mujeres (que yo) como presidente”.

Según Trump, es el exgobernador de Florida Jeb Bush, uno de sus rivales en la contienda republicana, quien “tiene que pedir disculpas a las mujeres” por unos comentarios que hizo.

En un evento de campaña, Bush señaló que no cree que se necesiten “500 millones de dólares en fondos para programas de salud de la mujer”.

Bush se refería así a su oposición a la financiación pública de la agrupación de planificación familiar “Planned Parenthood”, criticada recientemente por grupos antiabortistas y conservadores tras la aparición de vídeos en los que algunos de sus directivos hablan sobre la venta de tejido fetal, legal para investigación siempre que no se persigan beneficios.

Sobre “Planned Parenthood”, Trump comentó hoy a CNN que está a favor de cortar la financiación pública a algunas de las actividades de la agrupación, en particular la relacionada con la cobertura del aborto.

El magnate insistió, asimismo, en que fue él quien despidió al asesor principal de su campaña, Roger Stone, quien afirma que abandonó el equipo por su desacuerdo con los ataques de Trump a la moderadora de Fox.

Y, al igual que en el debate, Trump reiteró hoy que no descarta lanzar una candidatura independiente a la Casa Blanca si no logra la nominación republicana.

Pese a todas las polémicas, el magnate neoyorquino sigue liderando las encuestas, con bastante ventaja sobre los restantes 16 aspirantes presidenciales republicanos. EFE (I)