Ecuador. Domingo 23 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Trump amplía ventaja en las encuestas pese a polémicas propuestas

(AP Photo/Steven Senne)

El precandidato republicano Donald Trump sigue este jueves liderando los sondeos de los aspirantes conservadores a la Presidencia de Estados Unidos en los comicios de 2016, pese a su polémico plan antimusulmán y sus desafíos al aparato del partido.


Publicidad

“Estoy haciendo algo bueno por los musulmanes. Muchos amigos musulmanes están de acuerdo conmigo. Me dicen: ‘Donald, has puesto sobre la mesa algo que es brillante y fantástico'”, aseguró Trump en una entrevista con la cadena CNN.

De este modo, y frente al aluvión de críticas que ha recibido por su plan de vetar temporalmente la entrada de musulmanes en EE.UU. ante la amenaza del terrorismo yihadista, el magnate inmobiliario defendía sin ambages su propuesta.

El precandidato recurría, además, a la ironía al señalar que solo había un grupo que no estaba criticando sus propuestas.

“El grupo que no me está criticando -remarcó- es la gente. La gente está de acuerdo con lo que he dicho”.

La propuesta de veto a los musulmanes no solo ha generado críticas desde sus rivales demócratas, también de supuestos aliados como el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, quien esta semana subrayó que la idea de Trump “no es lo que este partido representa”.

Ante lo que se percibe como poco entusiasmo del aparato del Partido Republicano hacia Trump, el magnate volvió a insinuar la posibilidad de competir como candidato independiente.

“Si no me tratan con un cierto decoro y respeto, si no me tratan como el favorito (…), si el campo de juego no es equilibrado, entonces ciertamente, todas las opciones están abiertas”, sostuvo el multimillonario, sobre la posibilidad de abandonar el partido.

Por otro lado, y en un nuevo frente, también el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se desmarcó de las declaraciones de Trump poco antes de anunciar que le recibiría en Jerusalén como parte de sus encuentros con los candidatos estadounidenses.

La oficina de Netanyahu aseguró que el primer ministro rechazaba la propuesta de prohibir la entrada de musulmanes en EE.UU.

“El Estado de Israel respeta todas las religiones y garantiza de manera estricta los derechos de todos sus ciudadanos. Al mismo tiempo, Israel está luchando contra el islamismo militante que ataca musulmanes, cristianos y judíos a la vez y amenaza todo el mundo”, subrayó la declaración oficial de la oficina de Netanyahu.

Ambos tenían previsto reunirse en Jerusalén el próximo 28 de diciembre.

La reacción de Trump, de 69 años, no se hizo esperar y anunció el aplazamiento de su viaje.

“He decidido posponer mi viaje a Israel y celebrar mi encuentro con Netanyahu en una fecha más tardía cuando me convierta en presidente de EE.UU.”, dijo el magnate inmobiliario en su cuenta de la red social Twitter.

A ese respecto, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo hoy en su conferencia de prensa diaria que “la mayoría de la gente”, incluido el Gobierno del mandatario estadounidense, Barack Obama, “está aliviada” de que Trump “haya revisado” sus planes de viajar a Israel.

“La situación en Jerusalén es particularmente volátil, así que su decisión de no ir es un buen paso”, afirmó Earnest.

Con todo, parece que los polémicos mensajes del magnate siguen ganando adeptos entre los votantes republicanos.

En la más reciente encuesta nacional divulgada hoy por la cadena CBS News y el diario The New York Times, Trump amplió su ventaja, hasta lograr un 35 % de apoyo entre los votantes republicanos.

En la anterior encuesta hecha por esos medios, de mediados de octubre, Trump lideraba los sondeos con un 22 %.

En segunda posición, aparece el senador Ted Cruz, de origen cubano, que obtiene un respaldo del 16 %, seguido del neurocirujano retirado Ben Carson (13 %) y el senador Marco Rubio (9 %), también de procedencia cubana.

No obstante, la mayor parte de las entrevistas de la encuesta, que tiene un margen de error del 6 %, se realizaron antes de que Trump anunciara su plan antimusulmán a última hora del lunes pasado, por lo que aún no se ha constatado los efectos de este polémico plan sobre el electorado republicano.

Entre las escasas muestras de apoyo político, figura la de Sarah Palin, exgobernadora de Alaska y excandidata vicepresidencial republicana en 2008, quien calificó la propuesta de veto temporal de entrada a los musulmanes “de sentido común”.

El plan de Trump fue presentado tras el reciente ataque en San Bernardino (California), que causó 14 muertos y una veintena de heridos y fue perpetrado supuestamente por un musulmán estadounidense hijo de pakistaníes y su esposa, de origen pakistaní. EFE (I)