Ecuador. Sábado 3 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

¿Quién es Tim Kaine, el binomio de Hillary?

Hillary Clinton y su candidato a la vicerpesidencia, Tim Kaine, actual Senador por Virginia. EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

WASHINGTON (AP) — Hillary Clinton nombró el viernes al senador de Virginia, Tim Kaine, como su compañero de fórmula, con lo que incluye a un exgobernador de centro de un estado electoralmente crucial a su campaña por la Casa Blanca.

Publicidad

En un mensaje de texto dirigido a sus simpatizantes, la aspirante demócrata a la presidencia dijo que “estoy emocionada de decirles esto primero: He escogido al senador Tim Kaine como mi compañero de fórmula“.

En Twitter, unos segundos después, Clinton describió a Kaine como “un hombre que ha dedicado su vida a luchar por los demás”.

Clinton y Kaine han  hecho su primer acto de campaña conjunto después de oficializarse la fórmula este sábado al mediodía en Miami (Florida), un estado que será clave en las elecciones de noviembre y que puede definir al futuro presidente.

El acto se ha realizado en la Universidad Internacional de Florida, una institución con un 60 % de estudiantes hispanos en la que Kaine ha tenido la oportunidad de poner a prueba su dominio del español, que aprendió en Honduras en 1980 y que habla con fluidez.

Antes de ser senador, Kaine comenzó en el mundo de la política como concejal en Richmond (Virginia) en 1995. En 1998 fue elegido alcalde de esa localidad, en 2001 vicegobernador de Virginia y en 2005 alcanzó la oficina de gobernador.

Los demócratas presumen de que nunca ha perdido unas elecciones.

Como gobernador, Kaine promovió un control de armas más estricto después de enfrentar el tiroteo de la Universidad Virginia Tech, que dejó 32 muertos, algo que le ocasionó la oposición de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA, por su sigla en inglés), que precisamente tiene su sede en ese estado.

También tuvo que hacer frente a la vigencia de la pena de muerte en Virginia, el segundo estado con más ejecuciones del país después de Texas, algo ante lo que “moralmente” se opone, pero que durante su gobierno le hizo vivir hasta once ejecuciones.

Con una visión liberal de la economía, Kaine se ha mostrado tibio con los poderes de Wall Street y partidario de los tratados de libre comercio, dos cuestiones que, sorpresivamente, han captado el mayor interés del votante en estas elecciones después de que el senador Bernie Sanders los hiciera bandera de su campaña.

De hecho, la mayor crítica que recibió hoy Kaine del Partido Republicano, que con Donald Trump al frente también ha abrazado la bandera del proteccionismo, fue precisamente esta, su apoyo a los tratados de libre comercio.

Aunque también ha recibido elogios: “Estoy tratando de hacer una lista con las cosas que odio de Tim Kaine. En blanco. Felicitaciones a un buen hombre y un buen amigo”, dijo el senador republicano por Arizona Jeff Flake, uno de los que más se opone a Trump dentro de su propio partido.

Durante sus años de servicio público, Kaine, que es católico, ha defendido el derecho de las mujeres al aborto y ha combatido los intentos de los republicanos de restringirlo, aunque ha confesado que él no lo practicaría por sus principios religiosos.

Clinton culmina con su decisión un proceso altamente secreto que duró meses para encontrar a un socio político. Clinton llamó por teléfono a Kaine el viernes alrededor de las 7:30 para ofrecerle la candidatura demócrata a vicepresidente, y el senador la aceptó, según un colaborador de la campaña demócrata.

Después, Clinton llamó al presidente Barack Obama para informarle de la decisión.

Kaine, de 58 años, había sido por mucho tiempo el favorito de Clinton para que fuera su compañero de fórmula con vistas a la próxima contienda electoral.

El legislador tiene una participación activa en asuntos militares y de relaciones exteriores en el Senado; se formó una reputación de trabajar con todas las partes como gobernador de Virginia y alcalde de Richmond.

Habla español, lo que podría atraer durante la campaña a muchos estadounidenses de origen hispano frente rechazados por el severo discurso del republicano Donald Trump sobre los inmigrantes.

Los finalistas para la candidatura a la vicepresidencia demócrata fueron Kaine y el secretario de Agricultura, Tom Vilsack, amigo de mucho tiempo de la candidata y del expresidente Bill Clinton.

Los fuertes vínculos de Kaine con Virginia, un estado crucial en el que ambos partidos pueden ganar, y su experiencia en política exterior lo pusieron como favorito para vicepresidente, según una persona cercana al equipo de campaña que solicitó el anonimato porque no estaba autorizada a hacer declaraciones sobre el proceso públicamente.

Kaine y Vilsack ambos tenían amigos y aliados que los promovían al interior del equipo de campaña de Clinton. Sin embargo, Kaine tuvo un respaldo poderoso: el presidente Barack Obama, quien dijo a los implicados en el proceso de selección que consideraba al senador un aspirante fuerte.

En un mensaje de texto dirigido a sus partidarios, Trump describió a Obama, Hillary y Kaine como “los infiltrados supremos” y exhortó a los electores a que no “permitan a Obama tener un tercer periodo”.

___

Por KEN THOMAS y ALAN SUDERMAN, Associated Press. Ken Thomas está en http://twitter.com/kthomasdc y Alan Suderman en http://twitter.com/AlanSuderman

Publicidad