«El terror ha comenzado en el Ecuador», anuncia Cártel de Sinaloa

Nemesio "El Mencho" Oseguera Cervantes, líder del cártel de Jalisco Nueva Generación

En un comunicado difundido en redes sociales y que pertenecería al Cártel de Sinaloa y a los Choneros, ambas organizaciones delictivas y aliadas difunden su versión sobre las matanzas en las cárceles del Ecuador.

Transcripción del comunicado:

El cártel de Sinaloa junto con el cártel chonero informa a la población ecuatoriana sobre los acontecimientos que se han presentado en la República durante estas últimas 48 horas. Todas estas acciones han sido perpetuadas por el cártel Nueva Generación, el cual es conformado por exguías, posee ayuda de actuales funcionarios del Estado y apadrinados por Nemesio Oseguera Cervantes, más conocido como «El Mencho», líder del cártel de Jalisco.

Nosotros nos hemos mantenidos calmados al margen del problema, pero ahora actuaremos de manera radical en contra de los testaferros, amistades, familiares o personas que tenga intereses con dicho cártel. Empieza la guerra de forma frontal, por todos los frentes, no vamos a permitir que se sigan asesinando a miembros de nuestra organización.

¡El terror ha comenzado en el Ecuador!

Aparecerán colgados, decapitados, desmembrados encima de los puentes públicos del país, en las puertas de centros comerciales o lugares transitados, comenzarán a mostrarse cadáveres para que reconozcan el verdadero poder de nuestra organización.

Saldremos a patrullar las ciudades. Desde hoy rige el toque de queda. Toda persona que se encuentre fuera de su vivienda pasado las 9 de la noche será declarado objetivo militar.

Respuesta a la amenaza de Nueva Generación

La respuesta del cártel de Sinaloa viene un día después que el cártel de Jalisco Nueva Generación y sus asociados en Ecuador hayan amenazado con tomar acciones ante la guerra actual que vive el sistema carcelario para hacerse con el control de las cárceles del país.

Quién es “El Mencho” Nemesio Oseguera Cervantes

Nemesio Rubén Oseguera Cervantes nació el 17 de julio de 1966 en Aguililla, Michoacán. Proveniente de una familia pobre en un barrio plagado de carencias, el Menchito abandonó la escuela primaria en sexto grado para ayudar a su familia y se dedicó a la recolección de aguacates (paltas). Pero no duró poco y cuando fue adolescente cruzó la frontera en busca del «sueño americano», aunque para él se tratara de la venta de drogas.

Se convirtió en dealer e intentó armar una red de vendedores junto a su hermano mayor Abraham Oseguera. En 1986 fue detenido por venderle heroína a dos policía que estaban trabajando encubiertos. Fue trasladado a un prisión federal y en 1992 fue deportado.

A su regreso a México, El Mencho se convirtió en policía en el municipio de Tomatlán, al sur de Jalisco. Trabajó como agente de seguridad, aunque sin abandonar sus prácticas delictivas. Rápidamente se unió al Cartel del Milenio, que operaba bajo las órdenes del Cartel de Sinaloa, del célebre Joaquín Guzmán Loera, El Chapo. El Mencho fue parte del grupo de sicarios que protegía a Armando Valencia Cornelio, apodado El Maradona, aliado de Ignacio Coronel Villarreal, uno de los generales del Chapo en el Cartel de Sinaloa.

El Mencho dirigía una célula llamada los Matazetas, es que la orden que bajaban los capos desde Sinaloa era atacar al grupo Los Zetas, que habían nacido como una guardia pretoriana de Osiel Cárdenas Guillén, el líder del Cartel del Golfo, enemigo de Guzmán. Cuando Cárdenas Guillén fue apresado y extraditado a Estados Unidos, Los Zetas se independizaron: estaban militarizados y buscaban expandir su territorio.

En ese momento el presidente de México era Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) y puso el foco en Los Zetas. Entonces la célula de El Mencho contó -en las sombras- con apoyo estatal y se pusieron a trabajar en conjunto con las fuerzas federales para exterminar a Los Zetas. En ese período en que el Cartel de Sinaloa y la célula del Mencho «trabajaban para el gobierno», Oseguera Cárdenas ganó influencias y poder por su capacidad de fuego, y logró ganar territorio en Veracruz.

La creación del CJNG

Tras la muerte de Ignacio Coronel y con Los Zetas en decadencia, El Mencho se empoderó, se enfrentó con el Chapo Guzmán y creó su propia organización en 2011: el Cartel Jalisco Nueva Generación. Armado hasta los dientes, con el negocio de las metanfetaminas en su poder y dotado por un numeroso grupo de jóvenes a los que les habían dado la espalda en el Cartel de Sinaloa, el Mencho construyó poder y rápidamente se expandió en el territorio mexicano, pero también cruzó las fronteras y llegó a operar en Estados Unidos, Canadá, Colombia, Argentina, Holanda, Ghana, Nigeria, Marruecos, Rusia, China, Corea del Sur, Alemania, Perú, Centroamérica, Bolivia, Malasia, Indonesia, Vietnam, Polonia, Australia y Camboya.

Con su centro de operaciones en Jalisco, el cartel de El Mencho ganó notoriedad en 2015 cuando dio la orden de derribar un helicóptero del ejército mexicano con un lanzacohetes. Ocho soldados y dos policías murieron en el atentado. Según el informe del diario El Universal de México “en la historia del narcotráfico mexicano ningún señor de las drogas se había atrevido a derribar un helicóptero del Ejército». Fue el 1° de mayo en Villa Purificación, Jalisco. «Lo que quedó del intento por detenerlo fueron restos de la aeronave con ocho militares y dos policías federales muertos, así como unos 30 camiones incendiados por los sicarios”, completa el informe del diario.

En 2016 cayó el Chapo Guzmán (extraditado a Estados Unidos y condenado a cadena perpetua) y dos años más tarde la Agencia Antidrogas de EE.UU (DEA) puso el foco en el Mencho y su cartel. Ofrecieron una recompensa -que se mantiene vigente- de 10 millones de dólares por información que lleve a su captura. Señalan que el CJNG opera en al menos 21 áreas de Estados Unidos, principalmente en Los Ángeles, El Paso, Nueva York, Chicago y Florida.

  • Con informes de Diario El Clarín de Argentina

Más relacionadas