Argentina expresa su «repudio» por el asesinato de candidato presidencial en Ecuador

Presidente de Argentina, Alberto Fernández.

Argentina expresó su «repudio» por el asesinato del candidato a la Presidencia de Ecuador Fernando Villavicencio, en un atentado perpetrado el miércoles y que dejó al menos nueve heridos y en el que también murió un sospechoso del crimen.

En un escueto mensaje publicado en la red social Twitter, la Cancillería argentina «repudia el asesinato del candidato presidencial ecuatoriano Fernando Villavicencio, y expresa su solidaridad con el pueblo del Ecuador y las condolencias a su familia y seres queridos».

Argentina y Ecuador normalizaron recientemente sus relaciones diplomáticas bilaterales, enturbiadas por el conflicto desencadenado en torno a la exministra correísta María de los Ángeles Duarte.

Los presidentes de ambos países, Alberto Fernández y Guillermo Lasso, se reunieron en Bruselas en julio, en los márgenes de la Cumbre UE-Celac, encuentro en el que destacaron la importancia de haber normalizado las relaciones diplomáticas con la designación de nuevos embajadores en Quito y Buenos Aires.

El desencadenante del conflicto fue la repentina salida hacia Venezuela de la exministra María de los Ángeles Duarte, tras pasar más de dos años y medio junto a su hijo menor de edad hospedada en la Embajada de Argentina en Quito, con lo que evitaba cumplir una condena de ocho años de cárcel por cohecho dictada en 2020.

A finales de 2022, el Gobierno de Fernández había concedido a Duarte el asilo solicitado, pero el Gobierno de Lasso se negó a entregar el salvoconducto para que viajara a Buenos Aires con la garantía de no ser detenida, pues entendía que el asilo era una maniobra para eludir el ingreso en prisión.

Para Quito, la salida de Duarte fue una fuga y llegó a deslizar que la representación diplomática argentina pudo haber colaborado para que abandonara el país clandestinamente, algo que fue negado desde Buenos Aires.

Con la confianza deteriorada sobre el último embajador argentino, Gabriel Fuks, Lasso tomó la decisión de expulsarlo del país, a lo que el mandatario argentino respondió con la misma medida y solicitó al embajador ecuatoriano, Xavier Monge, abandonar Argentina.

El asesinato del candidato a la Presidencia de Ecuador Fernando Villavicencio a manos presuntamente de sicarios tiñó este miércoles de sangre los comicios para elegir al sucesor de Lasso.

Villavicencio, de 59 años, un periodista y exasambleísta que con sus investigaciones sobre corrupción se había convertido en uno de los enemigos más acérrimos del expresidente Rafael Correa (2007-2017), recibió una ráfaga de disparos al terminar un mitin de su campaña electoral que efectuaba en un colegio de Quito. EFE

Más relacionadas