Ecuador, miércoles 17 de enero de 2018

Los paisajes de Max Beckmann en Basilea

 


Publicidad

Se lo considera uno de los grandes del expresionismo alemán, aunque él decía no identificarse con las vanguardias de esta línea. Sin embargo, sus pinturas realizadas luego de su experiencia como médico en la I Guerra Mundial son evidencia del dolor interno de una generación y su necesidad de expresarlo.

Tras abandonar la pintura realista Max Beckmann (1884-1950) entendió el plano pictórico como un espacio para descomponer la perspectiva lógica y reinterpretarla desde la sensibilidad del caos, que mostraba en retratos, escenas mitológicas, bodegones y paisajes.

Setenta de estos paisajes se exhiben en el Kunstmuseum de Basilea (Suiza) en la exposición Max Beckmann: Die Landschaften (Max Beckmann: Los paisajes).

La exposición incluye obras maestras del autor como Meeresstrand (Orilla del mar, 1935)  o Der Hafen von Genua (El puerto de Génova, 1927). Además, se reunen trabajos de varias colecciones privadas que rara vez se exponen en los museos, según informó 20 minutos. Es una ocasión para descubrir las innovaciones que Beckmann aportó al género del paisaje. Panorámicas enmarcadas en ventanas, cortinas, parapetos, columnas y miradores distancian en una novedosa y personal perspectiva la inmensidad natural del grotesco y feo mundo civilizado.