Ecuador, martes 19 de junio de 2018

Grimanesa Amorós expone “Ocupante” en La Tabacalera

Madrid, (EFE).- La artista peruana afincada en Estados Unidos Grimanesa Amorós visitó por primera vez el centro madrileño La Tabacalera con su exposición “Fortuna” y ahora vuelve a ese espacio cultural para mostrar cómo le inspiró ese lugar “lleno de magia”.


Publicidad

Grimanesa Amorós es una artista interdisciplinaria, con diferentes intereses en campos como historia social, investigación científica y teoría crítica.

“Ocupante” es el título de la muestra inaugurada hoy y que podrá verse hasta el 15 de abril, en la que Amorós propone al público un vídeo y seis fotografías que, “de cierta forma, también son parte de la historia de Tabacalera”, indicó la artista a Efe.

Durante la preparación de “Fortuna”, en 2013, Amorós pudo acceder al segundo piso de La Tabacalera, que estaba aún sin renovar y donde se conservaban todo tipo de objetos de cuando aún funcionaba la antigua fábrica de tabaco, un viaje excepcional que plasmó en una grabación y que es la base de esta nueva propuesta de la artista.

Amorós suele trabajar con escultura de luces que “tienen una relación muy estrecha con la arquitectura” y La Tabacalera “de cierta forma es una arquitectura, no solo en cada espacio, sino por lo que contiene”.

“Cada cuarto (de Tabacalera) era para mí -recuerda- como descubrir un tesoro (…) en realidad es pura magia y no solamente el espacio, también la arquitectura que tiene que ver con las sombras y con las luces de cada espacio que yo iba visitando”.

Grandes estancias con pilas desordenadas de viejas cajas de cartón contra las paredes, antiguos fardos olvidados y aún precintados con el nombre de Tabacalera, latas y piezas herrumbrosas fueron el panorama que la artista encontró en aquella planta superior.

Foto i.ytimg.com

Un viaje al pasado pero también al presente porque “en general, no existe el tiempo, sino que es el momento en el que estoy viviendo”, relata Amorós, quien señala que en aquel momento estaba descubriendo la historia de La Tabacalera, pero a la vez aquello era su presente.

Un proyecto que se inscribe, según la presentación de la muestra, en “una búsqueda de la memoria, intentando comprender lo oculto, pero insistente que permanece en ese almacén de residuos históricos que es la vieja fábrica de Tabacalera”.

La intención de Amorós, cuyas instalaciones han recorrido México, Tel Aviv, Pekín o Nueva York, es con este trabajo llevar al espectador a un viaje a través de diferentes espacios físicos, “donde los sueños y la realidad intermedian constantemente y se convierten en los ocupantes de sus sueños y sus propias realidades”.

Aunque en esta ocasión La Tabacalera no se vestirá con los grandes tubos de luz led que Amorós desplegó en “Fortuna”, la artista aseguro que “la luz se ve manera distinta” por la forma en que están iluminadas la fotografías, “que no es la que normalmente verías en un galería o en un museo”.

“Ocupante” invita al visitante a “ocupar su propio espacio y su propia realidad”, porque “Grimanesa Amorós tiene su propia realidad, que la comparto y con generosidad pero, al mismo tiempo no busco controlar, quiero que el espectador piense”.

Amorós reiteró la “gran comunicación que hay entre la arquitectura de Tabacalera y estas fotos y el vídeo. Es como si pertenecieran al edificio”, de manera que lo “importante” es que cuando el visitante las vea “se conviertan en uno”. EFE

cr/psh