Alemania y Francia, un duelo de titanes para comenzar la Liga de Naciones

. Marseille (France), 07/07/2016.- Antoine Griezmann (3-L) of France celebrates with teammates after scoring the 1-0 leaqd during the UEFA EURO 2016 semi final match between Germany and France at Stade Velodrome in Marseille, France, 07 July 2016. (RESTRICTIONS APPLY: For editorial news reporting purposes only. Not used for commercial or marketing purposes without prior written approval of UEFA. Images must appear as still images and must not emulate match action video footage. Photographs published in online publications (whether via the Internet or otherwise) shall have an interval of at least 20 seconds between the posting.) (Marsella, Alemania, Francia) EFE/EPA/TOLGA BOZOGLU EDITORIAL USE ONLY

Alemania, cuya temprana eliminación en Rusia en el pasado Mundial aún escuece, y Francia, vigente campeón, se miden este jueves en Múnich en la Liga de Naciones en un duelo de titanes que servirá para calibrar el actual nivel de ambos.

Las dos selecciones empiezan la nueva competición ideada por la UEFA en situaciones diametralmente opuestas.

Mientras que Francia, dos veces campeona del mundo y otras tantas de Europa, todavía tiene fresca la alegría del título mundial conseguido en verano, Alemania, con cuatro cetros universales y tres continentales, sigue arrastrando la vergüenza de la eliminación en la fase de grupos.

La Alemania de Joachim Löw intentará pasar página a la debacle sufrida en el Mundial de Rusia en su primer partido en la Liga de Naciones en el que recibirá en Múnich a la Francia campeona del mundo.

Löw, en parte por el crédito de su trabajo anterior y por el recuerdo del título mundial de 2014, recibió el apoyo de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) y ha decidido liderar el nuevo comienzo.

“He visto en todos los jugadores una posición autocrítica”, dijo hoy Löw en la conferencia de prensa previa al partido de mañana.

La mayor parte de la convocatoria está formada por jugadores que participaron en la debacle de Rusia, y por otros que, aunque no estuvieron en el Mundial, hace tiempo que son habituales en las convocatorias de Löw como es el caso del delantero del Manchester City, Leroy Sané.

Las bajas más notables son las de Mesut Özil, que renunció a la selección, y Sami Khedira, que no fue convocado, mientras que las novedades son los defensas Thilo Kehrer y Nico Schulz y el centrocampista Kai Havertz.

La apuesta por la continuidad en lo que a personal se refiere ha recibido críticas en Alemania y que muchos consideran que, tras lo ocurrido en Rusia, había que dar paso a una renovación radical.

Si hay otros cambios, en actitud y en disposición táctica, por ejemplo, es algo que habrá que observar en Múnich. En todo caso, Löw ha dado a entrever que dejará de apostar de forma tan extrema por el juego de posesión y que le prestará más atención a los aspectos defensivos.

En su primera comparecencia tras el regreso de Rusia, Löw dijo que su peor error había sido creer la posesión de balón bastaba para pasar al menos la primera ronda y que había caído incluso en la “arrogancia” de querer perfeccionar el sistema.

Sin embargo, lo que se espera ante todo es un cambio en la actitud, que se echó de menos en Rusia en los partidos contra México y Corea del Sur que sellaron la eliminación.

La selección francesa de Didier Deschamps reencontrará la competición por primera vez desde que el pasado 15 de julio se consagrase por segunda vez campeón del mundo al vencer 4-2 a Croacia.

Antoine Griezmann, del Atlético de Madrid, y Kylian Mbappé del París Saint-Germain (PSG), son los cabezas de cartel de la pragmática y efectiva selección gala, que luce de solidez defensiva con Samuel Umtiti (Barcelona) y Raphäel Varane (Real Madrid).

El desafío de “les bleus” es mantener la ambición y el hambre después de haber tocado el techo mundial en Moscú.

“Tenemos un estatuto de campeones. Lo seremos durante cuatro años (…) La expectativas son todavía más elevadas, pero ser campeón no es un peso, todo lo contrario. No nos vamos a quejar de serlo”, ha señalado el técnico.

Deschamps llamó a 22 de los 23 campeones en Rusia debido a que el meta del Marsella Steve Mandanda está lesionado. A última hora causó baja otro arquero, el titular Hugo Lloris (Tottenham), también por problemas físicos.

El seleccionador convocó a Benoît Costil, del Girondins de Burdeos, y por primera vez a Benjamin Lecomte, del Montpellier.

Se perfila como titular en Múnich Alphonse Areola, normalmente la tercera opción de Deschamps y que podría estrenarse con Francia, pues se da la casualidad de que el portero del PSG se consagró campeón en julio sin haber debutado nunca internacionalmente.

El historial de ambos equipos en los dos últimos torneos oficiales es equilibrado.

Alemania eliminó en los cuartos de final de 2014 en Brasil a Francia (1-0), pero “les bleus” se la devolvieran con un dos cero en las semifinales de la Eurocopa de 2016.

Alineaciones probables:

Alemania: Neuer; Kimmich, Boateng, Hummels, Schulz; Kroos, Goretzka; Brandt, Müller, Reus; Werner.

Seleccionador: Joachim Löw.

Francia: Areola; Pavard, Varane, Umtiti, Lucas Hernández; Kanté, Pogba, Matuidi; Mbappé, Griezmann y Giroud.

Seleccionador: Didier Deschamps.

Árbitro: Daniele Orsato (ITA).

Estadio: Allianz Arena de Múnich. EFE

MG

Paypal