Libia reabre un yacimiento que una petrolera alemana dejó de explotar

La Compañía Nacional libia de Petróleo (CNP) anunció hoy la reapertura del yacimiento de Yajarrad, situado en el extremo este del país, que la petrolera alemana Wintershall cerró y dejó de explotar por sorpresa en noviembre pasado.

En un comunicado difundido hoy en su página oficial, la compañía libia precisó que a causa del cierre la producción descendió en 40.000 barriles de crudo diarios y, al parecer, supuso la pérdida de 281 millones de dólares a la economía local.

Mustafa Sanaa Ala, presidente de la petrolera libia en el este del país, insistió, por su parte, en que Wintershall interrumpió la explotación sin previo aviso, como estipulaba el acuerdo firmado, y aseguró que existen fuerzas que tratan de perjudicar la producción en el este del país.

«Los autores de delitos y otras personas que piensan en el uso de esta táctica de cerrar instalaciones petroleras deben saber que es un delito grave» advirtió.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyó a la victoria de los rebeldes y el derrocamiento de la prolongada dictadura de Muamar al Gadafi.

Dos autoridades se disputan el poder y el control de los recursos, una en Trípoli sostenido por la ONU y otra en Tobruk (este), bajo el mando del mariscal Jalifa Hafter, exmiembro de la cúpula militar que en los años ochenta, reclutado por la CIA, fue el principal líder opositor en el exilio.

La inestabilidad y la presión de las milicias, que usan el crudo para forzar concesiones económicas y políticas, han hecho que la producción se haya desplomado desde los 1,6 millones de barriles diarios que se generaban en tiempos de Al Gadafi. EFE

Más relacionadas