Ecuador, domingo 22 de abril de 2018

EEUU dice tener “pruebas muy sólidas” sobre la mala praxis comercial china

El presidente estadounidense Donald Trump y el presidente chino Xi Jinping en Mar-a-Lago, Palm Beach, Florida, el 7 de abril del 2017. (AP Photo/Alex Brandon)

Washington, 21 mar (EFE).- Estados Unidos acusó hoy a China de violar los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y aseguró tener “pruebas muy sólidas” de que Pekín usa su sistema regulatorio para dificultar la entrada de empresas extranjeras en su mercado y para acceder a su propiedad intelectual.


Publicidad

Tenemos pruebas muy sólidas de que el régimen Chino utiliza sus restricciones sobre la propiedad para obtener transferencias de tecnología de las empresas estadounidenses“, afirmó hoy durante una conferencia de prensa telefónica un funcionario de la Administración que pidió el anonimato.

Asimismo, el funcionario acusó al Gobierno de Xi Jinping de imponer una serie de condiciones “fuera de lo que dicta el mercado” a las empresas de Estados Unidos que quieren registrar su propiedad intelectual en China.

Todo ello, dijo, supone una clara violación de los “compromisos” adquiridos por el país asiático cuando se unió a la OMC en 2001.

Estas acusaciones se producen a consecuencia de una investigación iniciada por las autoridades estadounidenses el pasado mes de agosto por orden del presidente, Donald Trump, la cual tenía por objetivo determinar si las prácticas de China en materia de propiedad intelectual atentaban contra los intereses de Washington.

Ya durante su campaña electoral de 2016, Trump acusó a Pekín de mantener una política comercial desleal, sin embargo, el encuentro entre ambos líderes que tuvo lugar en abril en Mar-a-Lago, la residencia del multimillonario en Florida, pareció servir para rebajar las tensiones entre ambos países.

En ese encuentro, el presidente estadounidense expuso a su homólogo chino su preocupación en relación al asunto, pero la conversación no habría servido para que Pekín dé un giro a su relación comercial con Washington.

Esa fue otra ocasión en la que China podría haber dado un paso al frente, pero no lo hizo“, lamentó hoy el representante del Gobierno estadounidense.

Según explicó el funcionario, el siguiente paso ahora es transmitir a la Casa Blanca los resultados de la investigación, en la que han participado diversos órganos de la Administración, para que el presidente decida cómo actuar.

Aunque el funcionario no quiso adelantar cuáles podrían ser las represalias de Washington puesto que, según dijo, esa es “una decisión que debe tomar el presidente”, el responsable de Comercio Exterior, Robert Lighthizer, insinuó hoy a un grupo de legisladores que Washington podría optar por aumentar los aranceles, de acuerdo con una información del diario The Washington Post.

Aunque el funcionario no dio detalles de cuándo podrían anunciarse las medidas contra China, el diario capitalino apuntó en el artículo que el Gobierno podría pronunciarse al respecto este mismo jueves.

Tras la Unión Europea (UE), China es el segundo socio comercial de EE.UU., que mantiene con el país asiático un abultado déficit comercial el cual Trump ha prometido reducir como parte de su agenda de proteccionista. EFE

(I)