Ecopetrol dice que controló emanación de crudo en zona afectada por derrame

El presidente de la estatal Ecopetrol, Felipe Bayón, aseguró hoy que la compañía ya controló el afloramiento de petróleo, lodos y gas en las dos quebradas del noreste de Colombia en las que hubo un derrame de crudo que ha causado la muerte de miles de animales.

“El crudo cayó entre el día 12 y 15 de marzo. Desde ese día no tenemos crudo adicional que haya caído en los cuerpos de agua”, afirmó Bayón a periodistas.

Según la compañía, la cantidad de crudo que cayó en las quebradas La Lizama y el Caño Muerto, en el departamento de Santander, fue de 550 barriles.

El vertido comenzó el pasado 12 de marzo, lo que ha causado una mancha de crudo que ha dejado sin agua a centenares de personas de Barrancabermeja, municipio ubicado en Santander.

La información agregó que el “control del afloramiento” se debe a los trabajos que realizaron los técnicos de Ecopetrol, que instalaron sistemas de bombeo y “tratamiento de fluidos en el punto de emisión, que permiten succionar los líquidos” y evitan que caigan en los afluentes.

Como parte del plan de contingencia, en las próximas horas llegará al país una unidad estadounidense de “snubbing”, que “permite intervenir pozos en condiciones de alta presión”.

“Esos equipos estarán aquí hacia el final de la semana, haremos la instalación en el pozo, eso nos va a permitir entrar dentro de él, entender cuáles son los daños mecánicos que hay y repararlo, sellarlo y evitar que más crudo siga saliendo por el sitio de la emanación”, agregó Bayón.

El ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, aseguró hoy que Ecopetrol puede ser sancionada si las autoridades comprueban que ocultó información que “era relevante” para evitar el derrame de crudo.

“Si encontramos que Ecopetrol no facilitó información o escondió información que era relevante para evitar que una tragedia como esta sucediese, se agravaría mucho esta situación y estaría sujeta a drásticas sanciones, muy ejemplarizantes, por parte de la ANLA (Autoridad Nacional De Licencias Ambientales)”, afirmó Murillo.

El sábado pasado, la Procuraduría colombiana citó a representantes de Ecopetrol, el Ministerio de Ambiente y la ANLA para buscar una salida a la emergencia presentada en inmediaciones del pozo La Lizama 158.

El ente de control pidió a la ANLA ordenar a la petrolera suspender las actividades de exploración y explotación en el área, iniciar en la zona acciones para atender el incidente que ha afectado gravemente la fauna y la flora y realizar estudios que determinen la razón técnica y científica de la emanación de crudo. EFE

Paypal