Economía venezolana cae 50 % desde que Maduro es presidente

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habla durante una reunión con los dueños y directores de medios de comunicación hoy, martes 29 de mayo del 2018, en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez

La Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), de mayoría opositora, aseguró hoy que la economía del país ha caído a la mitad desde que Nicolás Maduro asumiera el poder en 2013, en una jornada en la que el presidente chavista emprendió un viaje a China en busca de acuerdos que oxigenen al país.

El legislador opositor Ángel Alvarado apuntó que la economía venezolana se contrajo 50,61 % desde 2013, una notable caída que “se refleja en la calidad de vida de todos los venezolanos”, señaló.

Solo en los primeros seis meses de 2018 la capacidad del país suramericano para generar riqueza cayó un 25 % con relación al año pasado, añadió Alvarado durante una sesión de la Comisión Delegada de la AN, que se reúne durante el receso parlamentario.

Con todo, estas cifras no pueden contrastarse con las oficiales, puesto que el Banco Central de Venezuela (BCV) no las publica, lo que ha llevado a los opositores a cuestionar la independencia de la institución.

El Parlamento adelanta un “índice de actividad económica”, que de acuerdo con los diputados de la comisión de economía y finanzas, recoge datos similares a los necesarios para calcular el producto interno bruto (PIB), cuya publicación compete de forma exclusiva al BCV.

De acuerdo con Alvarado, el PIB venezolano no se divulga “de manera deliberada por el BCV para ocultar el fracaso económico del modelo socialista” que impulsa el chavismo, en el poder desde 1999.

Alvarado señala a la cada vez menor producción petrolera del país, así como a las medidas que atentan contra la libre empresa, como las causas de la caída de la economía venezolana.

Según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) el bombeo de crudo de la estatal PDVSA cayó de nuevo en agosto un 2,8 %, con una producción promedio de 1,23 millones de barriles diarios.

Este nivel de producción es 42,6 % inferior al promedio de todo 2016, que rondó los 2,15 millones de barriles por día.

“El país con las mayores reservas petroleras del mundo produce menos petróleo que otros como Brasil, o una cifra similar a la de Colombia, es desde todo punto de vista injustificable, inaceptable, que la producción petrolera venezolana, según fuentes secundarias, sea de apenas 1,2 de millones de barriles”, indicó Alvarado.

Según el legislador, estas cifras dejan al país con poco flujo de caja, puesto que la mitad de la producción está comprometida “en endeudamiento”.

Reiteró también que a la caída ya registrada en el sector comercio, se sumará el cierre de más empresas “debido a las medidas económicas del 20 de agosto (…) generando mayor desempleo, mayor hambre y mayor problema para la familia venezolana” dijo.

Pese a su enorme riqueza petrolera, Venezuela padece una severa crisis económica que se expresa en hiperinflación y escasez, lo que motivó al Gobierno de Maduro a lanzar un paquete de medidas que incluyen devaluación, incremento del salario mínimo legal y control de precios de alimentos básicos.

Además, Maduro decretó la flexibilización del control de cambios, ordenó una reforma fiscal y puso en marcha una reconversión monetaria que suprimió 5 ceros al bolívar, que ahora se apellida “soberano”, aunque Efe ha podido constatar que los bancos y cajeros electrónicos racionan los billetes.

Para Alvarado, este “modelo político de controles” y expropiaciones” ha convertido a Venezuela en “el país más pobre de América Latina”, pese a tener “el potencial para ser el más rico” de la región y el mundo.

“Esa es la razón por la cual el pueblo venezolano está huyendo por los andes sudamericanos, huyendo de esta crisis, huyendo del hambre, huyendo de la miseria”, lamentó Alvarado.

Según datos facilitados por Naciones Unidas, un total de 2,3 millones de venezolanos han huido del país desde 2014, dirigiéndose principalmente a Colombia, Ecuador, Perú y Brasil.

Pese a las cifras, el Ejecutivo niega que exista un éxodo masivo de sus ciudadanos al asegurar que el flujo migratorio del país es “normal”.

Maduro, por su parte, viajó hoy en visita de Estado a China con la intención de avanzar en nuevos acuerdos en los campos económico, comercial, energético y financiero, entre otros.

“Voy y vengo, voy con grandes expectativas y nos vemos dentro de unos días con grandes logros”, auguró Maduro en cadena obligatoria de radio y televisión antes de partir.

Economistas venezolanos esperan que Maduro regrese de China con dinero fresco y refinanciación de la deuda que el país suramericano mantiene con el gigante asiático. EFE

Paypal