Arcotel procesa a las dos compañías proveedoras de internet con las tarifas más bajas

Edwin Almeida, director ejecutivo de Arcotel, en una foto de la página web de la entidad.

La Agencia de Regulación y Control de Telecomunicaciones, ARCOTEL, dirigida por el ingeniero Edwin Almeida, ha iniciado un proceso en contra de las compañías Broandband y Univisa, que proveen de internet de alta velocidad, bajo la acusación de traer capacidad de internet desde Colombia mediante un cable terrestre, una modalidad que se alega no está prevista en la normativa ecuatoriana vigente.

El proceso contra Broadband y Univisa ha tomado fuerza después que el asesor presidencial Santiago Cuesta Caputti envió una carta al director ejecutivo de ARCOTEL pidiendo que le «informe de manera inmediata» sobre las acciones que ha tomado contra ambas empresas, acusadas ante Cuesta, en agosto de este año, por César Andrade Guzmán, gerente de Zenix Telecomunicaciones, otra proveedora de servicios de internet, que se conecta en cambio a uno de los cables de fibra óptica submarino que cruzan frente a costas ecuatorianas.

Consultado sobre el tema, el ex Presidente del Consejo Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) Juan Carlos Solines opina que el problema detrás de este proceso de sanción iniciado por la ARCOTEL en contra de dos empresas radica en el hecho de que las empresas que proveen capacidad de salida a Internet por los cables submarinos tienen tarifas sustancialmente mayores que lo que se paga en Colombia, a pesar de que el tráfico de ese país accede a los mismos cables submarinos.

En un oficio enviado por Santiago Cuesta al director ejecutivo de Arcotel, el Consejero del Presidente Lenín Moreno argumenta que «permitir que cualquier empresa haga transporte internacional bajo una modalidad no permitida constituye una competencia desleal hacia el resto de empresas formales que participan del mercado, entre ellas la empresa pública CNT, de propiedad del Estado, así como un perjuicio para el Estado ecuatoriano, al no tributar sobre esas actividades realizadas al margen de la ley».

El argumento de Zenix es que la ley de telecomunicaciones expedida en 2016 y los reglamentos posteriores no mencionan al servicio de transporte internacional terrestre, sino solamente al servicio de capacidad submarina y al de capacidad satelital como las dos vías para proveerse de internet. La posición es rebatida por los abogados de Broandband y de Univisa, quienes han exhibido contratos de concesión con títulos habilitantes para el transporte internacional de datos mediante un cable terrestre.

A criterio de Solines, se están usando omisiones regulatorias y procesos sancionatorios como una barrera a la competencia contra competidores que ofrecen capacidad de acceso a los cables submarinos a precios mucho más baratos por Colombia, con la cuestionable finalidad de proteger a empresas locales y mantener estructuras de precios y tarifas abusivos que perjudican a pequeños proveedores de Internet y a los usuarios finales”. Por ello, acota Solines “no existe una justificación lógica para las empresas colombianas tengan tarifas sustancialmente más bajas que las ecuatorianas que sacan su tráfico de Internet por los mismos cables submarinos, a menos que exista un acuerdo entre ellas para mantener tarifas elevadas” explica Solines.

“Así se explicaría entonces la razón por las que las dos empresas que ARCOTEL pretende sancionar, optaron por el transporte internacional terrestre hasta Colombia, una modalidad de servicio que siempre existió en Ecuador y que fuera debidamente autorizada a ambas empresas años atrás, lo que les ha permitido proveer un acceso a Internet sustancialmente más barato a través de Colombia y ofrecer tarifas y paquetes más asequibles a sus usuarios en Ecuador” concluye Solines.

El proceso llama más la atención cuando se verifica que Edwin Almeida, hace pocas semanas nombrado Director Ejecutivo de la ARCOTEL, es un ex Gerente de Operaciones de Megadatos (Netlife), una empresa del Grupo Telconet de Tomislav Topic, una de las principales empresas de telecomunicaciones e Internet del Ecuador y proveedora importantes de capacidad de cable submarino.

Otro funcionario del Grupo Telconet, Francisco Balarezo, Gerente General de Megadatos-Netlife, es descrito por personas del sector  como muy influyente dentro del gobierno en el sector de telecomunicaciones y como uno de los asesores más cercanos del ministro de Telecomunicaciones Guillermo León. Balarezo, que es director ejecutivo de la Asociación de Empresas Proveedoras de Servicios de Internet (AEPROVI), no consta con nombramiento en el Ministerio de Telecomunicaciones.

El Grupo Telconet se encuentra intervenido por la Superintendencia de Compañías desde el 26 de noviembre.

Paypal