Reino Unido estudia promover sanciones contra el Gobierno de Maduro

Un manifestante lleva una camiseta con un símbolo que expresa su oposición a Nicolás Maduro, durante las manifestaciones de este miércoles en Caracas. CRISTIAN HERNÁNDEZ EFE

El Gobierno británico sopesa nuevas medidas para promover «la paz y la democracia» en Venezuela, entre ellas sanciones contra el Ejecutivo de Nicolás Maduro, dijo hoy un portavoz de la primera ministra, Theresa May.

El portavoz reveló que May habló por teléfono el pasado domingo con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, antes de que hoy sus países, junto con otros europeos, reconocieran al presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela.

«Como ha dicho esta mañana el ministro de Asuntos Exteriores (Jeremy Hunt), los que continúen violando los derechos humanos de los venezolanos al amparo de un régimen ilegítimo tendrán que rendir cuentas», afirmó la fuente.

«Estamos estudiando más medidas para asegurar la paz y la democracia en Venezuela, inclusive mediante sanciones», sostuvo el portavoz de May, quien no precisó qué tipo de penalizaciones podrían aplicarse.

En todo caso, mientras el Reino Unido esté en la Unión Europea, cualquier sanción se decidiría y aplicaría a nivel comunitario.

El portavoz oficial explicó que, aunque normalmente el Gobierno británico reconoce Estados y no Gobiernos, el caso de Venezuela es diferente por su Constitución.

«Lo único que hacemos es reconocer a Guaidó como el presidente interino constitucional hasta que puedan celebrarse elecciones creíbles», subrayó el representante de May.

Hunt anunció hoy que el Reino Unido reconocía al político de 35 años como «presidente constitucional interino» de Venezuela hasta la convocatoria de comicios, pasado el plazo de ocho días dado a Maduro para que convocara él mismo elecciones.

En un comunicado, el jefe del Foreign Office aseveró que «el pueblo venezolano ya ha sufrido bastante».

«Es hora de un nuevo comienzo, con elecciones libres y justas conforme a los estándares democráticos internacionales», dijo.

Incidió en que «la opresión del ilegítimo y cleptocrático régimen de Maduro debe acabar» y avisó de que «quienes continúen violando los derechos humanos de los venezolanos al amparo de un régimen ilegítimo tendrán que rendir cuentas».

«El pueblo venezolano merece un futuro mejor», afirmó el titular de Exteriores, que el pasado jueves ya planteó la posibilidad de impulsar sanciones contra «los corruptos» en Venezuela.

Esa posición fue criticada por el líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, que condenó toda «interferencia exterior» en Venezuela y pidió «diálogo» para solucionar la crisis abierta en el país latinoamericano. EFE

Paypal