Maduro ordena a la milicia producir alimentos y promete un milagro económico

El presidente venezolano, Nicolás Maduro (c), celebra junto a su esposa, Cilia Flores (c-d), tras conocer los resultados de las elecciones hoy, domingo 20 de mayo de 2018, en Caracas (Venezuela). La presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, Tibisay Lucena, anunció que el jefe de Estado, Nicolás Maduro, fue reelegido en su cargo con 5.823.728 de votos. EFE/Miguel Gutiérrez

El gobernante venezolano, Nicolás Maduro, ordenó este sábado al cuerpo de milicia, que ya integran, según el mandatario, más de dos millones de combatientes, dedicarse a la producción de alimentos, al tiempo que prometió un milagro económico en el país caribeño, azotado por una severa crisis.

«En este momento procedo a darles la orden a las 51.743 unidades populares de defensa integral de dedicarse a la producción en todo el territorio nacional, para ver reverdecer un milagro productivo», dijo Maduro durante un acto con los milicianos en el suroeste de Caracas.

«Fusil al hombro, listos para defender la patria, y abriendo el surco para sembrar la semilla y producir el alimento para la comunidad, para el pueblo», añadió.

Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta, atraviesa por una acuciante crisis económica que se traduce en escasez e hiperinflación.

El Parlamento, que controla el antichavismo, dijo el miércoles que la economía de Venezuela perdió 55,17 % de su tamaño entre 2013 y 2018, cuando Maduro gobernó el país por primera vez.

«La destrucción de riqueza es de 55,17 % desde que (Nicolás) Maduro está en el cargo, lo que ubica a Venezuela entre los peores colapsos económicos de la historia atribuidos a causas humanas. En este caso, a un modelo fracasado», dijo entonces en rueda de prensa Ángel Alvarado, miembro de la comisión de finanzas de la Cámara.

De acuerdo con el legislador, la cada vez mayor caída de la producción petrolera es el principal factor que «tiene que ver» con la marcada contracción de la economía venezolana.

La semana pasada, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), de la cual Venezuela es miembro fundador, informó que el bombeo del país cayó en marzo 28,3 % con respecto a febrero, hasta quedar en apenas 732.000 barriles por día.

Maduro evitó mencionar hoy la industria del petróleo, de donde el país obtiene casi el 96 % de sus ingresos, pero sí se mostró esperanzado en lograr en el corto plazo un «milagro» económico.

«Un milagro, lo vamos a ver, por las cosas que se pueden hacer desde la milicia (que) es una inmensa fuerza creativa para resistir los embates del imperialismo», señaló en referencia al sabotaje que, asegura, hace Estados Unidos contra su Gobierno.

Venezuela atraviesa, en paralelo, un nuevo capítulo de crisis política desde enero pasado, cuando Maduro juró un nuevo mandato que no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional y, en respuesta, el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, proclamó un Gobierno interino que cuenta con el respaldo de más de 50 naciones. EFE

Paypal