Uruguay «sale ganando» con el acuerdo de salida de Petrobras, dice ministro

El ministro de Industria, Energía y Minería de Uruguay, Guillermo Moncecchi, aseguró este jueves que su país «sale ganando» en relación al acuerdo de salida de la empresa brasileña Petrobras, con la que trabajadores mantuvieron conflictos desde 2016.

«Sale ganando por los siguientes motivos: tiene que ver con la situación del gas, tiene que ver con la situación de Petrobras, que esta desinvirtiendo en varios países, no solo Uruguay y tiene que ver con los aspectos sindicales», destacó.

En declaraciones a la prensa al término de un acto público con motivo de la celebración del 18 de julio, día de la Constitución en Uruguay, agregó que se trata de un «muy buen acuerdo» entre la petrolera y el Estado uruguayo, ya que, como explicó, la empresa se compromete a salir sin ningún litigio, pese a que había varios sobre la mesa y, además, se retira sin pedir indemnizaciones.

«La empresa pretendía resarcimiento por lo que ellos consideraban que habían sido cambios en las condiciones del gas que no habían sido reflejados. Todo eso sale de la mesa y nos permite avanzar hacia nuestro objetivo principal, que es estabilizar la situación del servicio de gas en Uruguay», expresó.

En tanto, reiteró que tras el encuentro de representantes de Petrobras con el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, en Santa Fe (Argentina), en el marco de la cumbre del Mercosur celebrada esta semana, definió el inicio de un proceso en conjunto para la salida de la empresa brasileña.

«Cuando se tenga ese proceso encaminado habrá que iniciar la búsqueda de los inversores. Hasta el momento no habíamos tenido contacto con posibles inversores porque debíamos respetar una concesión que había vigente, que de hecho sigue vigente», sentenció Moncecchi.

Petrobras, que actualmente controla la Distribuidora de Gas de Montevideo, de la que tiene un 100 % del capital, y la igualmente distribuidora de gas Conecta, de la que tiene un 55 %, anunció el 26 de abril la venta de nuevos activos que incluyen ocho refinerías en Brasil y la red de puestos de gasolina PUDSA en Uruguay.

El conflicto de los trabajadores uruguayos del gas con la empresa data de 2016 tras varios despidos y ha incluido huelgas de hambre, manifestaciones y ocupaciones a los locales de la compañía.

La más reciente huelga transcurrió desde el 10 de junio hasta el 17 de julio, cuando los trabajadores decidieron levantarla tras la noticia de que el Estado uruguayo asumiría el servicio de distribución a la salida de Petrobras, hecho que consideraron «un triunfo». EFE

Paypal