La Reserva Federal inicia reunión con expectativas de nuevos recortes

La Reserva Federal (Fed) comienza este martes su reunión de dos días sobre política monetaria en la que podría aplicar un nuevo recorte de los tipos de interés ante los temores de ralentización económica y las insistentes presiones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El banco central estadounidense emitirá su esperado comunicado este miércoles a las 14.00 hora local (18.00 GMT) y, posteriormente, su presidente, Jerome Powell, ofrecerá una rueda de prensa para explicar la decisión.

Asimismo, la Fed presentará sus nuevas previsiones macroeconómicas.

Los tipos de interés se encuentran actualmente en EE.UU. entre el 2 % y el 2,25 %, después de la bajada del precio del dinero decretada en su encuentro de finales de julio.

Trump, por su lado, continúa con su campaña de presión al urgir a los «idiotas» de la Fed a recortar «los tipos de interés a cero o menos»

Los mercados apuntan a la posibilidad de una nueva rebaja de los tipos de interés en medio de las preocupaciones acerca de una posible desaceleración prolongada motivada principalmente por la incertidumbre sobre la política comercial global y el debilitamiento de la demanda global.

«En el contexto de incertidumbre, es probable que la Fed se centre más en los riesgos globales que hay por delante que en los actuales flujos de datos que, por el momento, en el frente doméstico de EE.UU., permanecen decentes», afirmó Gilles Moëc, economista jefe del AXA Investment Managers, en una nota a clientes.

El recorte de julio fue el primero en el país en más de una década, ya que el anterior se produjo justo después de la crisis financiera de 2008.

El precio del dinero en EE.UU. es el mayor entre las economías que conforman el G7, y por ejemplo el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón mantienen los tipos de interés en terreno negativo, por debajo de cero.

La economía de Estados Unidos avanzó a un ritmo anual del 2 % en el segundo trimestre de 2019, según el primer cálculo de la evolución del producto interior bruto (PIB) en ese período, una señal de ralentización después de haber registrado un 3,1 % en el primer trimestre. EFE