Ecuador, martes 24 de abril de 2018

Científico ruso afirma que agente químico “Novichok” existió y desmiente versión de Moscú

El científico ruso Leonid Rink desmintió hoy a las autoridades locales que negaron la existencia de “Novichok” al afirmar que participó personalmente en el desarrollo de ese agente químico supuestamente utilizado en el envenenamiento en el Reino Unido del exespía doble ruso Serguéi Skripal.


Publicidad

“El Novichok no es una sustancia, es todo un sistema de armas químicas”, dijo Rink en una entrevista concedida a la agencia estatal rusa RIA Nóvosti que le presenta como uno de los creadores del programa.

Rink descartó que Moscú esté detrás del envenenamiento el pasado 4 de marzo en la ciudad inglesa de Salisbury de Skripal y su hija, Yulia, pese a las acusaciones del Gobierno británico.

“Rusia no tuvo motivos (para envenenar a Skripal), eso es evidente. Ambas partes le sacaron el máximo provecho: dio a los rusos todos sus contactos británicos y dijo a los británicos todo lo que sabía de la URSS”, insistió.

Además, el momento fue “muy inoportuno”: días antes de las elecciones presidenciales en Rusia y en vísperas del Campeonato Mundial del Fútbol.

Según el científico, el hecho de que Skripal y su hija estén vivos, pese a encontrarse en estado crítico, solo prueba que no fueron víctimas del “Novichok”.

“De momento, todos están vivos. Eso quiere decir que no es el sistema “Novichok” o que este fue muy mal “cocido” y empleado de manera chapuzera”, agregó.

Rink desmintió además la posibilidad de que el veneno llegara al Reino Unido en la maleta de Yulia Skripal porque, recalcó, el “Novichok” actúa de inmediato.

“Es una soberana tontería eso que dicen que (“Novichok”) viajó en la maleta de la hija, porque en ese caso ella nunca habría llegado a Londres”, señaló.

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, rechazó la semana pasada cualquier relación de Moscú con el proyecto “Novichok”.

“Nunca, ni el territorio de la Unión Soviética, ni tampoco en Rusia, se llevaron a cabo investigaciones que se llamaran o tuvieran como nombre en clave Novichok”, afirmó.

La portavoz apuntó además a Occidente como el origen del supuesto agente nervioso con el que fueron envenenados los Skripal.

Para Rink, Londres precisamente se niega a entregar a Moscú una muestra del componente químico porque “enseguida quedaría al descubierto que la tecnología (utilizada en su fabricación) no fue rusa”.

Skripal, de 66 años, y su hija, de 33, fueron hallados inconscientes en un parque de Salisbury tras su exposición a una sustancia química, que, según Londres, fue desarrollada en Rusia y es “Novichok”.EFE