Católicos convocan marcha tras amenazas de muerte al Obispo de Managua

Ciudadanos nicaragüenses participan en una protesta durante el día 37 de protestas en contra del gobierno de Daniel Ortega hoy, jueves 24 de mayo de 2018, en Managua (Nicaragua). Nicaragua amaneció hoy en medio de manifestaciones y bloqueos en carreteras del norte y centro del país, un día después de que la Conferencia Episcopal suspendiera temporalmente la mesa de diálogo nacional por la falta de acuerdo entre el Gobierno, estudiantes, sociedad civil y sector privado. EFE/Jorge Torres.

Los religiosos y las escuelas católicas convocaron hoy a las comunidades religiosas, educativas y a la población en general a una marcha para mostrar su apoyo a la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN).

La concentración, convocada según sus carteles como “expresión de nuestro compromiso con Nicaragua para hacer posible la verdadera justicia” tiene como objetivo “manifestar públicamente nuestro apoyo a la CEN y especialmente al obispo Silvio Báez“, uno de los líderes religiosos más críticos del Gobierno que fue amenazado de muerte.

La marcha, que comenzará a las 14.00 hora local (20.00 GMT) desde la rotonda Jean Paul Genie para finalizar en la Parroquia Nuestra Señora de Fátima, contará con el apoyo de representantes de la sociedad civil y sector privado.

El obispo nicaragüense Silvio Báez y otros sacerdotes que participaban como mediadores en el diálogo nacional para superar la crisis local fueron amenazados de muerte, según denunció la CEN.

“Nos vemos en la urgente necesidad de informar a nuestro pueblo sobre el descrédito y las amenazas de muerte de las que estamos siendo objeto obispos y sacerdotes, particularmente nuestro buen hermano monseñor Silvio José Báez Ortega, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua”, denunció en un comunicado.

La CEN decidió suspender temporalmente la mesa de diálogo nacional por la falta de acuerdo existente entre el Gobierno, los estudiantes, la sociedad civil y el sector privado.

La decisión de la Iglesia se produjo después de que en la tercera sesión del diálogo, y tras más de 7 horas de debate, los interlocutores fueran incapaces de profundizar ni en la democratización planteada por todos los sectores menos el Gobierno de Daniel Ortega, ni en la desinstalación de los bloqueos en las carreteras, la gran preocupación del Ejecutivo por sus graves consecuencias económicas y sociales.

Los obispos sugirieron “la conformación de una comisión mixta de seis personas, tres por cada parte, con el objetivo de que logren un consenso para superar este impás” y destacaron “la búsqueda de la paz y el amor a Nicaragua” como la identidad común que les une a todos.

Previamente el Gobierno de Nicaragua denunció un intento de “golpe de Estado” en la mesa de diálogo nacional, después de que se planteara una reforma constitucional y el adelanto de las elecciones para el primer trimestre de 2019.

Nicaragua cumple hoy 38 días de una crisis que se ha cobrado al menos 76 muertos y 868 heridos, según cifras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. EFE

Paypal