Los derechos humanos en Oriente Medio, cada vez más deteriorados

Un niño sostiene un arma mientras rebeldes chiíes, conocidos como hutíes, gritan consignas para protestar contra la campaña de bombardeos aéreos liderada por Arabia Saudí durante una manifestación en Saná, Yemen, el 1 de abril de 2015. (Foto AP/Hani Mohammed)

Los derechos humanos continúan en el punto de mira en Oriente Medio por su progresivo deterioro en varios países, ya sea en el marco de los conflictos en Siria o el Yemen, o por los abusos de los gobernantes de países en paz, según denuncian oenegés en la región con motivo hoy del Día Internacional de los Derechos Humanos.

La persecución contra activistas y opositores en Egipto, Arabia Saudí o Baréin ha disparado las alarmas de las ONG que velan por los derechos humanos y ha escandalizado a la opinión pública por casos especialmente escabrosos como el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de su país en Estambul.

Un investigador de Human Rights Watch (HRW), Amr Magdi, consideró que el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, por casos como este, “está llevando a su país a un abismo de opresión”.

“Está haciendo todo lo posible para encubrir un asesinato horrible de un periodista en el consulado de su país en el extranjero”, comentó Magdi.

Este asesinato, perpetrado el pasado 2 de octubre, según señaló el investigador de HRW, ha atraído “mucha más atención” sobre la situación de derechos humanos en Arabia Saudí que las numerosas detenciones de activistas de los derechos de las mujeres o de académicos religiosos de los últimos meses.

Estos críticos y opositores, acusados por Riad de cargos de terrorismo, podrían enfrentarse “a la pena de muerte por su activismo pacífico”, añadió.

HRW y Amnistía Internacional (AI) han denunciado que cuatro mujeres activistas, detenidas el pasado mayo, han sido torturadas con descargas eléctricas y latigazos, y han sido acosadas sexualmente en una cárcel saudí.

La situación en Arabia Saudí no está aislada en el contexto del deterioro de los derechos humanos en Oriente Medio, en especial en el Egipto de Abdelfatah al Sisi, presidente que ha “intensificado la represión contra activistas y críticos bajo el pretexto de luchar contra el terrorismo”.

“Egipto está presenciando un nivel de opresión que solo podría ser comparable a algunas dictaduras militares en América Latina hace 30 años o más. No tiene precedentes ver a Egipto bajo una opresión tan fuerte”, comentó Magdi.

Amnistía Internacional ha acusado a las autoridades de El Cairo de ser responsables de torturas sistemáticas, desapariciones forzosas y de decenas de ejecuciones extrajudiciales de opositores.

En los países del Golfo, AI asegura que 2018 ha sido “un año particularmente brutal para los activistas pacíficos de los derechos humanos, periodistas y disidentes”.

“Los líderes del Golfo ya no pueden operar suponiendo que tienen una carta blanca para tratar a sus ciudadanos como criminales cada vez que expresan su disidencia sin temor a las repercusiones internacionales”, expresó en un comunicado la directora de AI para Oriente Medio y Norte de África, Heba Morayef.

Y esto no solo ocurre dentro de sus fronteras, evocó Morayef, ya que “la coalición (árabe) liderada por Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí continúa provocando la devastación en Yemen. Durante tres años y medio de guerra, los ataques aéreos de la coalición han matado a miles de civiles, incluidos niños”.

AI ha dedicado este 10 de diciembre que se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos a las mujeres que hacen frente a la represión en la región.

“Desde la exitosa campaña del levantamiento de la prohibición de conducir en Arabia Saudí hasta la protesta contra la práctica abusiva y degradante de Irán del ‘hiyab’ forzoso, las mujeres de la región de Oriente Medio y Norte de África se han puesto de pie y han hablado para erradicar las políticas gubernamentales discriminatorias”, apuntó Morayef.

“En 2018, las activistas por los derechos de las mujeres en Oriente Medio y Norte de África se enfrentaron desafiantes a la represión” de sus Gobiernos, señaló la representante de AI.

Este año, según las cifras de AI, 66 defensoras de derechos humanos fueron detenidas en Irán, 14 en Arabia Saudí y 3 en Egipto. EFE

Paypal