Duque desestima posibilidad de cerrar frontera con Venezuela

Una colombiana grita frente al consulado venezolano para protestar por el cierre fronterizo entre ambos países ordenado por Venezuela, en Bogotá, Colombia, el miércoles 26 de agosto de 2015. Las cancilleres de las dos naciones se reunieron en Colombia el miércoles para intentar apaciguar las tensiones generadas cuando el mandatario venezolano Nicolás Maduro cerró un importante cruce entre ambas fronteras, declaró un estado de emergencia en seis ciudades del occidente de ese país y deportó a más de 1.000 inmigrantes colombianos. (Foto AP/Fernando Vergara)

El presidente colombiano, Iván Duque, desestimó hoy la posibilidad de cerrar las fronteras con Venezuela, como se ha planteado desde algunos sectores, y dijo que hacerlo en vez de mejorar la situación de los emigrantes la empeoraría.

«No podemos dejarnos llevar por esos sentimientos que algunos están empezando a plantear que cierren la frontera. Como si con el cierre de la frontera dejara de ocurrir la migración», dijo el jefe de Estado en una reunión con gobernadores departamentales realizada en Yopal, capital del Casanare (centro).

Duque recordó que en una reunión anterior con los gobernadores habló del problema de la migración y de las acciones urgentes que debían adoptarse.

Según los datos de Naciones Unidas, más de 3 millones de venezolanos han abandonado el país desde 2015 en busca de refugio en los países vecinos a causa de la crisis socioeconómica que atraviesa el país.

Esos desplazamientos han tenido por destino principal a Colombia, que actualmente acoge a cerca de un millón de ciudadanos venezolanos.

Duque explicó que el Gobierno de Colombia no solamente elevó la discusión a nivel internacional para darle visibilidad el problema y lanzó los fondos multidonantes, sino que también puso en marcha un documento del Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) que permite hacer un trabajo integrado entre todas las agencias del Estado para enfrentar esa situación.

«Lo que ocurre, si se cierran las fronteras, es que la migración es desordenada, no tiene caracterización y representa una amenaza. Pero si se adelanta responsablemente, con la debida caracterización, con programas como el Rutec (Registro Único de Trabajadores Extranjeros en Colombia), que fueron lanzados en estos cuatro meses, podremos tener un mejor manejo», sostuvo.

Según Duque, el problema de la migración puede convertirse «en una gran oportunidad, como lo han tenido otros países, apostando también a que cuando venga la reconstrucción de Venezuela, ahí esté presente Colombia» y eso se convierta también en un gran impulsor de desarrollo.

La relación entre Colombia y Venezuela, que comparten una extensa y porosa frontera, ha pasado por altibajos en los últimos años y se ha vuelto especialmente agria por cuenta de los ataques verbales del presidente Nicolás Maduro hacia su colega colombiano Duque y su antecesor, Juan Manuel Santos.

Este mismo lunes, Maduro acusó a Duque de dirigir planes militares contra la llamada revolución bolivariana, por lo que pidió a la Fuerza Armada de su país prepararse para defender y atacar. EFE

Paypal