López Obrador dice que no peligra relación México-España por exigir disculpa

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador EFE.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, consideró este martes que la petición al rey de España Felipe VI de disculpa por la conquista no pone en riesgo la relación entre ambas naciones.

«No, para nada. No se pone en riesgo (la relación bilateral). Es un asunto de voluntades, y de conciencia, de cada quien», dijo el mandatario en la conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, cuestionado sobre el tema.

López Obrador informó este lunes que pidió por carta a Felipe VI y al papa Francisco que se disculpen por los abusos cometidos por los españoles y la Iglesia católica durante la conquista del actual México.

En respuesta, el Gobierno de España lamentó profundamente que se hiciera pública la carta y rechazó «con toda firmeza» el contenido.

Este martes, López Obrador retomó la polémica y defendió que su gobierno nunca hizo pública la carta, a diferencia de lo que el Ejecutivo español sostiene.

«Sí, envíe las cartas, porque lo dije, tanto al rey Felipe VI de España como al papa Francisco, pero ellos dicen que fue una falta de respeto el dar a conocer la carta», apuntó.

Continuó alegando: «No dimos a conocer las cartas por respeto a que ellos tuvieron tiempo de revisarla, de analizarla. Y luego darnos respuesta».

Defendió de nuevo que esta propuesta permite «avivar nuestra memoria histórica».

«Con esto se va a saber qué sucedió hace 500 años y cómo se dieron los hechos. Si hubo agravios o no hubo agravios, y si como estamos planteando es necesario pedir perdón y comenzar una nueva etapa de hermandad», reflexionó.

Destacó que se debe analizar cómo fue la llegada de Hernán Cortés al país y la conquista, y si hubo «lo que ahora conocemos como violaciones a los derechos humanos».

«Todo esto es algo que debe analizarse. No con el afán de la confrontación y el encono, sino buscando que todo esto que se mantiene como corriente subterránea, porque existe, salga a la superficie», agregó.

El líder izquierdista destacó que no pide «nada a cambio más que el perdón por reconciliarnos», y dijo que él, en representación del Estado mexicano, también pedirá perdón a los pueblos originarios.

Las disculpas, de darse, tendrían lugar en 2021, cuando se conmemorarán los 700 años de la fundación de Tenochtitlan, actual Ciudad de México, los 500 años de la caída de Tenochtitlan en manos de los españoles y los 200 años de la independencia de México.

«No vamos, también lo aclaro, a caer en ninguna confrontación ni con el Gobierno de España ni con ningún gobierno», continuó el mandatario desde Palacio Nacional.

Finalmente, reiteró que las cartas, que son «amplias y fundadas», no se publicarán «hasta que se considere prudente». EFE

Paypal