Cristina Fernández, de todopoderosa presidenta al banquillo judicial

Cristina Fernández, foto gdb.martinoticias.org

El primer juicio por presunta corrupción contra Cristina Fernández (2007-2015), segunda mujer en alcanzar la Presidencia en la historia de Argentina tras Isabel Perón, comenzó este martes en Buenos Aires en medio de gran expectación política e informativa.

La expresidenta está acusada de encabezar una asociación ilícita y fraude en la concesión de obra pública.

Viuda del expresidente Néstor Kirchner, nació el 19 de febrero de 1953 en La Plata, provincia de Buenos Aires.

Estudió Derecho en la Universidad Nacional de La Plata, donde conoció a su futuro marido en 1974, y se licenció en 1979.

Afiliada al Partido Justicialista (Peronista), fue elegida en 1989 diputada provincial en Santa Cruz, cargó que dejó seis años después para sentarse en el Senado.

En 1997 se convirtió en diputada nacional y en 2001 regresó al Senado, siendo reelegida en 2005, ya como primera dama, tras asumir Kirchner la Presidencia en mayo de 2003.

En 2007, Fernández se convirtió en presidenta de Argentina y tuvo que lidiar con una elevada inflación, una oleada de protestas y fuertes encontronazos con la patronal agrícola por los impuestos a las exportaciones de granos.

En octubre de 2011 fue reelegida con el 54 % de votos e inició un mandato que estuvo marcado por los enfrentamientos de su ejecutivo con los sindicatos y con algunos sectores periodísticos por la «Ley de Medios».

Durante este segundo mandato también decidió la polémica la expropiación a la española Repsol de sus acciones en la petrolera YPF.

Tras salir de la Casa Rosada, en octubre de 2017 obtuvo el acta de senadora en las legislativas, tomando posesión del escaño en diciembre posterior.

Su regreso a la Cámara Alta le permitió además obtener los fueros necesarios para blindarse ante la Justicia, donde cuenta con varios procesamientos por hechos ocurridos durante su mandato.

El primero de ellos se debió a supuestas irregularidades en contratos de futuros de dólar por parte del Banco Central. Luego le siguieron otros por presunta asociación ilícita en la concesión de obra pública.

A ellos se suman también las investigaciones de sus negocios en la empresa Hotesur, que administra el hotel patagónico Alto Calafate, propiedad de su familia.

También es investigada en una causa por supuesto encubrimiento de los iraníes acusados de atentar contra una mutua judía en 1994, abierta por la denuncia que presentó en 2015 el fiscal Alberto Nisman días antes de morir.

El 18 de mayo pasado anunció su candidatura a la vicepresidencia de la nación de cara a las elecciones de octubre. En esta ocasión se postulará como segunda de su ex jefe de Gabinete Alberto Fernández.

La salud de Fernández se ha visto mermada por diferentes causas en estos últimos años. Padece problemas de tensión que periódicamente la obligan a reposar y en enero de 2012 le fue extirpada la glándula tiroidea.

De su matrimonio con el expresidente Kirchner, fallecido en octubre de 2010, tiene dos hijos, Máximo, creador de la agrupación política La Cámpora, y Florencia.EFE

Paypal