Emiratos Árabes espiaba a sus ciudadanos a través de aplicación, según el NY Times

REFERENCIA | Foto de archivo, 16 de septiembre de 2017, de una persona tecleando en un teléfono celular en Chicago. Un nuevo análisis sugiere que el aumento en el uso de las redes sociales sería un factor que contribuye al aumento de suicidios adolescentes. (AP Foto)

La única aplicación gratuita de videollamadas que no está bloqueada en Emiratos Árabes Unidos (EAU), ToTok, ha puesto a este país del golfo Pérsico en el ojo del huracán después de la investigación de un medio según la cual se utiliza para espiar, una acusación que el Gobierno ha desmentido alegando que vela por la privacidad de sus ciudadanos.

La aplicación, una alternativa a otros servicios de voz sobre protocolo de internet (VoIP) como Skype, consiguió más de 2 millones de descargas desde su lanzamiento en julio y alcanzó su pico en el mes de noviembre, de acuerdo con datos de Sensor Tower, una compañía de inteligencia especializada en aplicaciones móviles.

ToTok consiguió mucha popularidad en Emiratos por ser completamente gratuita y porque otras aplicaciones más conocidas están bloqueadas en el país, donde los usuarios se ven obligados a pagar por el servicio a operadoras locales como Etisalat.

Pero el 22 de diciembre el periódico «The New York Times» publicó una investigación en la que acusaba al Gobierno de EAU de utilizar ToTok para grabar conversaciones y geolocalizar a sus usuarios

Según expertos en seguridad citados por el diario, la empresa que está detrás de la aplicación, Breej Holding, podría ser parte de DarkMatter, una firma de seguridad establecida en Emiratos, y que podría estar ligada a Pax AI, compañía especializada en minería (exploración) de datos.

Las acusaciones sobre el supuesto uso para fines de espionaje provocaron una gran polémica entre los usuarios de ToTok y llevó a las plataformas de Google Play y Apple Store a retirarla de sus sistemas, aunque la app, que había logrado mucha popularidad en las anteriores semanas, todavía puede utilizarse en los dispositivos en los que ya está descargada.

En medio de esta situación, las autoridades emiratíes han salido a desmentir esas versiones.

En un comunicado difundido este sábado por todos los medios del país, la Autoridad Reguladora de Telecomunicaciones (TRA) emiratí afirmó que el organismo «impone estrictos estándares para proteger la privacidad de los usuarios que se implementan en todas las aplicaciones de telecomunicación certificadas, incluida ToTok».

La decisión de retirar la aplicación de las plataformas digitales también provocó descontento entre los usuarios emiratíes y han aparecido denuncias en redes como Twitter afirmando que cualquier aplicación que no se haya desarrollado en Estados Unidos está sujeta a «medidas arbitrarias».

Después de que la aplicación fuera retirada de las principales plataformas, uno de los cofundadores de ToTok difundió un videocomunicado en Twitter, a través de una cuenta no verificada, para pedir a los gigantes de Google y Apple que volvieran a introducir el servicio de mensajería.

Además, desmintió tener vínculos con los gobiernos de Emiratos, Estados Unidos o China, por los que había sido acusado.

A lo largo del día, algunos expertos en ciberseguridad han comentado en las redes sociales que ToTok es «simplemente una aplicación de mensajería», pero el hecho de no saber a ciencia cierta quién es el propietario de los datos de los usuarios ha desatado una gran polémica.

De todas formas, al contrario que otros servicios de videollamada, ToTok no incorpora el sistema de comunicación cifrado de extremo a extremo (E2EE), lo que significa que la información de los usuarios es vulnerable al no estar cifrada.

La compañía respondió a las acusaciones en un comunicado en el que aseguraba que ToTok es una plataforma segura.

«No solo respetamos la privacidad y garantizamos la seguridad, sino que nuestros usuarios también tienen un control completo sobre los datos que quieran compartir. Esta fabricación vergonzosa no puede estar más lejos de la verdad», defendió la empresa. EFE (I)

Más relacionadas