Ecuador, martes 22 de mayo de 2018

Narcodictadura militar en Venezuela

Alberto Molina Flores
Guayaquil, Ecuador

El sociólogo alemán Heinz Dieterich, profesor de la UNAM de México, ideólogo y consejero desde el inicio del gobierno autoritario de Hugo Chávez, se le atribuye la paternidad del llamado “socialismo del siglo XXI”, que ideó para el proyecto político de Chávez.

Alberto Molina

Dieterich ha declarado que Venezuela vive una tragicomedia bajo el gobierno de Nicolás Maduro y cree que está poniendo “en peligro” el legado chavista y ve con preocupación el rumbo “caótico” de Venezuela.


Publicidad

El alemán, aún cree que Chavéz hubiera sido capaz de aplicar en Venezuela su concepto de “socialismo del siglo XXI”, que establece una supuesta democracia participativa y una economía no basada en el mercado, pero reconoce que “nada de esto se hizo en Venezuela ni en ninguna parte del mundo” y que, de hecho, el esquema económico y político de Chávez ya estaba “estructuralmente agotado” desde 2010. Afirma que “Maduro no está a la altura de las necesidades que exige el cambio del modelo en estos tiempos” y que sufre de falta de “trasfondo cultural” y se equivoca tratando de “imitarle y vestir con la ropa de Chávez”.

Además, señala que Maduro impulsa “una guerra económica ficticia”, tratando de “inventar un enemigo” para justificar una de las mayores inflaciones del mundo y una escasez terrible de alimentos y medicinas que han sido causadas por ineptitud del propio gobierno.

El decepcionado Dieterich no sólo enfila sus dardos contra Maduro, sino que también lo hace contra el Teniente Diosdado Cabello (ascendido graciosamente a capitán por Maduro), ex-presidente de la Asamblea -hombre fuerte tras bastidores-, lo califica como “ambicioso y no muy ético y, por lo tanto, no leal”, y que ha amasado una inmensa fortuna.

Cabello estuvo vinculado a Chávez desde la fallida asonada del 4F. Durante el gobierno de su mentor fue escalando posiciones y fue uno de los hombres más cercanos y de mayor confianza de Chávez. Desde la presidencia de la Asamblea se hizo fuerte, hasta ser considerado el verdadero poder de la dictadura que gobierna Venezuela. Cabello pertenece a la Promoción “Tomás Portilla Padrón” graduado el 7 de julio de 1987, egresaron 216 oficiales y se considera la más grande del Ejército venezolano. De sus filas han salido vicepresidentes, ministros, parlamentarios, gerentes, etc. Gracias a la influencia de Cabello, en 2012 ascendieron 36 oficiales de su promoción al grado de General de Brigada; como comandantes de las Unidades operativas controlan el Ejército y parte de la administración pública. En Venezuela se dice que hay más Generales y Almirantes que soldados.

Diosdado Cabello, no sólo controla a Maduro, sino que ejerce su poder en todos los estamentos del Estado, se lo vincula a la poderosa red de narcotráfico conocida como el “Cartel de los Soles”.

Sin duda que Venezuela vive una verdadera catástrofe humanitaria y no ha bastado la presión internacional para, al menos, sensibilizar a esa dictadura narco-militar que la gobierna.

Se habla de una inminente intervención militar encabezada por tropas de Estados Unidos. Eso me recuerda la intervención militar en Panamá en 1989 para derrocar a la narco-dictadura de Noriega. No había otra alternativa; ahora, con seguridad el escenario se repite.