Correístas dejan Alianza País y forman partido Revolución Ciudadana

Foto de María Gracia Acosta

El ala afín al expresidente ecuatoriano Rafael Correa anunció hoy su retirada del movimiento oficialista Alianza País (AP) y llamó a la población a formar parte del nuevo partido Revolución Ciudadana (RC), dirigido por el mismo líder izquierdista.

Así lo anunció la legisladora Gabriela Rivadeneira en una rueda de prensa en los exteriores de la sede de AP en Quito, de dónde salieron tras la decisión el lunes del Tribunal Contencioso Electoral (TCE) de entregar la conducción de esa formación al ala afín al actual mandatario Lenín Moreno.

No reconocemos a quienes han robado y usurpado nuestra conducción política” de Alianza País pero, aunque ellos “pueden quedarse con todo” lo material, el apoyo popular está con Correa, remarcó Rivadeneira en su comparecencia.

Comienza la construcción del partido de la Revolución Ciudadana“, añadió la legisladora que ratificó como decisión del nuevo grupo político el apoyo al No a la consulta popular que impulsa Moreno para el 4 de febrero.

Augusto Espinosa (I) QUITO-ECUADOR 16/1/2018 Los ahora exmiembros de Alianza País hicieron un planton a las afueras de la seda de AP con la finalidad de dar a conocer a los medios su desafiiación masiva y la colocación de una placa, este planton se torno en una pequeña marcha con dirección al CNE donde finalmente realizaron la desafiliación oficial. FOTOS API/JUAN DIEGO MONTENEGRO

Y puntualizó que regresan “a las calles a organizar con la gente lo que es la Revolución Ciudadana“.

Alianza País fue formada en 2006 por Correa y Moreno, y juntos llegaron al poder en enero de 2007, el primero como presidente y el segundo como vicepresidente.

Moreno se presentó por AP a las elecciones presidenciales y triunfó en los comicios de abril pasado, apoyado por Correa, aunque justo después de asumir el mando empezó una feroz pugna entre ambos que repercutió en el movimiento oficialista, dividido en dos.

Los correístas incluso trataron de expulsar a Moreno de AP, aunque luego el actual mandatario nombró a otra directiva afín a sus principios y finalmente se quedó con el movimiento.

Foto API

Rivadeneira denunció hoy que la bronca entre las dos facciones ha llegado a las calles, y señaló que algunos simpatizantes correístas fueron supuestamente agredidos ayer por policías cuando hacían una manifestación pacífica en los exteriores del palacio presidencial de Carondelet, en el casco colonial de Quito.

Ellos -explicó- intentaban colocar una placa de rechazo al actual gobernante que decía: “A Lenín Moreno. El pueblo ecuatoriano jamás olvidará la traición a la patria y sabrá castigarla“.

Rivadeneira insistió en su rechazó el fallo del TCE que les despojó de la conducción de AP, por lo que insistió en que su facción ha tomado la decisión, “que por supuesto duele”, de presentar la desafiliación masiva de dicho movimiento.

Foto API

Horas antes de esta rueda de prensa, Correa, quien se encuentra en un recorrido por el país en el marco de la campaña por el No a la consulta popular, acudió a un centro del CNE en la provincia de Los Rpíos para desafiliarse.

El exmandatario llegará a Quito en los próximos días para continuar con su estrategia de “puerta a puerta” en los barrios de la ciudad.

La consulta popular impulsada por el Gobierno de Moreno consta de siete preguntas sobre lucha contra la corrupción, la plusvalía, la protección de la naturaleza, la minería y los delitos a menores, entre otras.

No obstante, los correístas creen que con ese referendo el Gobierno de Moreno quiere despojarse del sello izquierdista y de acercarse a grupos tradicionales del poder. EFE

(I)

Paypal